PP, UCIN y PSOE ultiman un acuerdo de gobernabilidad en Saucedilla

Paloma López, a la derecha, ha sido la segunda candidata más votada /MAM
Paloma López, a la derecha, ha sido la segunda candidata más votada / MAM

Si se confirma, Paloma López será la alcaldesa, Cristian Bravo el primer teniente de alcalde y Urbano García el segundo

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Si se confirma oficialmente el 'acuerdo de gobernabilidad' al que han llegado las tres formaciones implicadas, Paloma López, presidenta comarcal del PP, será la nueva alcaldesa de Saucedilla, con el apoyo de la Unión de Ciudadanos Independientes (UCIN), que encabeza el exalcalde Urbano García, y del único concejal que tendrá el PSOE en la nueva Corporación, Cristian Bravo.

Sus cuatro votos –con el de Miguel Ángel Sánchez, del PP- impedirán que llegue a la alcaldía el cabeza de lista de la candidatura más votada, Iñaki Campo, de Extremeños, que logró tres de los siete ediles del Consistorio, frente a dos los populares y uno la UCIN y el PSOE.

Según el documento que han redactado, el acuerdo se basa en «conseguir una mayoría para la gobernabilidad del Ayuntamiento de Saucedilla, con el fin de permitir la realización desde el equipo de gobierno de políticas que atiendan una gestión municipal objetiva y transparente y la prestación de los servicios básicos que necesitan los vecinos, así como que se puedan realizar políticas de desarrollo del municipio».

En base a ese acuerdo, Paloma López será la alcaldesa, Cristian Bravo el primer teniente de alcalde y Urbano García el segundo. También se detalla el reparto de delegaciones. La alcaldesa se ocupará de Servicios Sociales, Sanidad y Agricultura; Miguel Ángel Sánchez, de Educación, Seguridad, Infraestructuras Municipales y Festejos; Urbano García de Supervisión y Planificación de Obras y Agricultura y Cristian Bravo de Obras, Festejos, Cultura y Desarrollo Loca, en todos los casos con algunas de las delegaciones compartidas.

Tres liberaciones

Asimismo se contempla que las liberaciones sean al 75% y los salarios que percibirán los liberados, tres, para un municipio de 800 habitantes. La alcaldesa 1.800 euros y Cristian Bravo y Miguel Ángel Sánchez, 1.300 cada uno.

Por último se fija que los plenos ordinario se celebrarán cada dos meses, en los meses impares, abonándose 120 euros por asistencia y 100 por las comisiones.