Reciente manifestación celebrada en Casatejada / MAM

Treinta municipios se unen contra el cierre de estaciones de tren

Poblaciones de la región, con y sin parada del ferrocarril, se adhieren a la moción aprobada por el pleno de Casatejada

ELOY GARCÍA

Más de 30 poblaciones de la región (ya que se siguen uniendo) se adhieren a la moción aprobada por el pleno de Casatejada, cuyo objetivo es evitar el cierre de más estaciones de tren, que se reabran las que ya ha cerrado Renfe y que se mejoren los horarios, funcionamiento y frecuencia de los mismos para luchar contra la despoblación, especialmente en municipios pequeños, como es el caso.

El propio alcalde del municipio, Jaime Pardo, celebra la unión de estas poblaciones, entre las que se encuentran todas las deL Campo Arañuelo, así como Plasencia, Malpartida de Plasencia, Llerena, Jerez de los Caballeros, Usagre o Jaraíz de la Vera, que aunque no cuenta con estación «lo hace por ser una de las más representativas de la comarca de la Vera».

La moción viene justificada por la «inadecuada gestión» tanto de Renfe como de Adif, por sus planes de cerrar la estación de Casatejada «y otras similares». De igual forma denuncian que históricamente las inversiones han ido destinadas al AVE, «dejando el tren convencional bajo mínimos en seguridad y calidad», argumentando que el gasto en la alta velocidad es el 71% de los presupuestos destinados al ferrocarril, «beneficiando solo al 3,8% de las personas usuarias. Por contra, el 96,2% de las usuarias del tren convencional, sólo reciben el 29%».

La justificación de la moción concluye lamentando que los 60.000 millones de euros que ya se han invertido en el AVE supone que cada español ha pagado 1.200 euros «para financiar un tren elitista y devorador de recursos medioambientales y económicos, que profundiza en la discriminación social».

Acuerdos

La citada moción acuerda exigir una correcta gestión de los administradores ferroviarios, que no se cierre ninguna estación más, la reactivación de los servicios suprimidos, la mejora de los ya existentes, rehabilitación y adecuación de las estaciones y que se garantice el futuro de la actual línea Madrid-Badajoz.

Alcaldes en el balcón del Ayuntamiento / MAM

Finalmente exigen a la Junta de Extremadura y al Gobierno de España que intermedien con Renfe y Adif «ya que entendemos que el ferrocarril convencional es el medio de transporte más sostenible y social, pilar básico para enfriar el planeta en un contexto dramático de cambio climático», además de considerarlo una herramienta muy eficaz para fijar la población.

De la moción se ha dado traslado a diversas instituciones y organismos, entre los que se encuentran el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agencia Urbana, Adif, Renfe, Consejería de Movilidad, Transporte y Vivienda y la Federación de Municipios y Provincias de Extremadura, entre otros.