Tratan de evitar la tala de un árbol ejemplar en Losar de la Vera para hacer un tendido eléctrico

Tratan de evitar la tala de un árbol ejemplar en Losar de la Vera para hacer un tendido eléctrico

Es el pino de las Dehesillas, recogido en el libro de árboles destacados escrito por el jardinero de Navalmoral, Ángel Mariscal

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Ángel Mariscal presentó en el otoño del 2017 el libro 'Árboles destacados de Losar de la Vera', muy bien acogido por los ejemplares que descubre, la precisión sobre su ubicación o la exhaustividad de los comentarios que aparecen de cada uno, fruto de muchos años de trabajo. Su autor es natural de Losar, y un auténtico enamorado de la rica naturaleza de su pueblo y de la Vera en su conjunto, que lleva más de tres décadas trabajando como jardinero jefe en Navalmoral.

Por eso alerta sobre lo que cree puede ocurrir con uno de los árboles que aparecen en la publicación, su desaparición si nadie lo remedia. El pino de las Dehesillas, el primer pino piñonero que recuerda en Losar, si bien apunta que en la actualidad se pueden ver ejemplares repartidos por diversos parajes.

Lo describe en el libro. 'Se trata de un ejemplar de pino piñonero de gran porte, que se encuentra en lo alto de un cerro en el paraje de las Dehesillas pasado el puente de Cuartos a la izquierda, visible desde muchos puntos de la carretera EX203. Vegetando entre canchales de granito en medio de un olivar, está formado por dos troncos en forma de V unidos en la base. El de mayor grosor tiene un perímetro de 3,96 metros y el menor de 3,25 m., con una gran copa de forma aparasolada característica de esta especie».

Todo esto podría ser historia si se confirma que va a ser cortado, como le han avanzado, para construir un tendido eléctrico, «como si no hubiera más campo donde hacerlo. De hecho a 25 metros ya existe un tendido», señala.

Portada de un calendario

Para evitar que se cumplan sus temores se ha puesto en contacto con el alcalde de Losar, con Adenex y con los medios de comunicación como último recurso para salvar un árbol que considera verdaderamente ejemplar. Parece demostrarlo que su fotografía sea la portada del calendario del 2019 que ha editado el Ayuntamiento losareño.