Las firmas de HOY Navalmoral

Tiempo de vacaciones, tiempo para leer

Tiempo de vacaciones, tiempo para leer

«Poco van a resolver las elecciones si seguimos con estos líderes de baja talla, faltos de realismo, escasos de juicio y vacuos de cerebro»

JOSÉ MARÍA GÓMEZ DE LA TORRE

A veces es una suerte no estar en Navalmoral. Lo digo por esos días de verano en los que el calor se apodera de las calles del pueblo, no hay quien lo aguante durante el día y en las noches uno se desmaya cuando empieza a clarear y se hace la ilusión de que ha dormido. Por suerte me he visto libre de «la calor» morala, que no me ha afectado en la costa gaditana.

De lo que no me he librado ha sido de las incongruencias de nuestros políticos, tanto en los días previos como en los posteriores a las sesiones de investidura del candidato a la presidencia del Gobierno.

Porque me pregunto ¿en qué bola de cristal miran los dirigentes de algún partido político para adivinar la voluntad de los votantes más allá de los resultados electorales?

¿En qué se basan los líderes de algún partido para decir que los españoles han decidido que haya un gobierno de A+D y no un gobierno de A+C o de B+C+Z?

¿Tiene algún sentido que alguien quiera formar parte de un Gobierno del que no se fía, pone en entredicho a los que serían sus socios y pretende imponer la figura del comisario político de corte estalinista?

¿Se ve en la bola de cristal si los votantes de algunos partidos están a favor o en contra del impuesto de sucesiones o de la prisión permanente revisable?

Algunos dirigentes no aplican la lógica: Si el partido A está tan en contra del partido B que hasta le negaría el derecho a la existencia ¿por qué se extraña de que éste, con su abstención o con sus votos, favorezca a un tercero sin necesidad de ocultas intenciones ni de siniestras negociaciones secretas? ¿Es que se engañan o es que pretenden engañarnos?

Lo malo de todo este hartazgo de manifestaciones y contra manifestaciones, de actuaciones contrarias a la lógica y al sentido común, es que están dejando caer la especie (o empujando deliberadamente a ello) de que en caso de repetirse las elecciones -que van a resolver poco si seguimos con estos líderes de baja talla, faltos de realismo, escasos de juicio y vacuos de cerebro- los electores van a (o deben) abstenerse. Y veo que a muchos les están convenciendo y llevando a la postura del «hoy no ceno; que se joda el cocinero».

Tiempo para leer

Pero estamos en tiempo de vacaciones, así que descansemos de temas tan trascendentes como enojosos por su reiteración.

A aquellos que no sepan qué hacer con su tiempo libre les voy a aconsejar la lectura y para que no vayan a ciegas recomendaré alguno de los libros que más me han gustado en los últimos tiempos.

CIUDAD SATÉLITE, de Toni Hill: Violeta tiene seis años y vive en un pequeño pueblo de Extremadura. Es una niña que apenas habla y que tiene la capacidad de advertir a los vivos de que la muerte les ronda cerca. Cuando un día un chico del pueblo muere tras ser avisado por Violeta, la niña es acusada de mal de ojo y brujería. Su madre decide marchar del pueblo. Este libro, muy corto, resulta muy entretenido.

EL SECRETO DEL ORFEBRE, de Elia Barceló: Un orfebre prestigioso vuelve a su pueblo para reencontrarse con su pasado y se ve envuelto en el idilio de un muchacho de diecinueve años con una mujer madura marcada por una relación de juventud con un hombre mayor que ella.

REINA ROJA, de Juan Gómez-Jurado: Narra las investigaciones de Antonia Scott, una mujer muy especial. No es policía y nunca ha empuñado un arma ni llevado una placa, pero ha resuelto decenas de crímenes.

LA CHICA EN LA NIEBLA, de Donato Carrisi: Una chica desaparece en un pueblo de montaña. La investigación es encomendada a un famoso policía que manipula pruebas para inculpar a quien considera culpable.

SI ESTO ES UNA MUJER, de Lorenzo Silva y Noemí Trujillo: La inspectora Manuela Mauri retorna al servicio después de una baja de varios meses para tratar de resolver el caso de un cadáver incompleto hallado en un vertedero. Escrito con el ritmo que caracteriza a su autor.

LA HUELLA DEL MAL, de Manuel Ríos San Martín: Una joven aparece muerta en las excavaciones de Atapuerca. Las circunstancias son similares a otro caso ocurrido en las excavaciones de la Cueva del Sindrón unos años antes, caso que no se había logrado resolver.

Ahora recomiendo dos libros de tema político:

EN EL HURACÁN CATALÁN de Sandrine Morel, sobre el «procés» desde el punto de vista europeo, escrito por la corresponsal de Le Monde. Muy interesante.

UNA TUMBA EN EL AIRE, de Adolfo García Ortega. Premio Málaga de Novela: En 1973 tres jóvenes pasan a Francia para ver 'El último tango en París'. Unos etarras refugiados en Francia los secuestran pensando que son guardias civiles. Este libro es duro.

Con estas recomendaciones de lectura, desde la costa gaditana deseo a todos unas felices vacaciones.