La Semana por el Clima llega a los centros educativos moralos

Plantación realizada por escolares /MAM
Plantación realizada por escolares / MAM

Adenex y la organización Teachers for Future realizarán actividades medio ambientales en el instituto Albalat y el colegio Campo Arañuelo

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

El colegio Campo Arañuelo el martes y el jueves y el instituto Albalat el miércoles son los centros elegidos por Adenex para llevar a cabo en Navalmoral las primeras actividades de la Semana por el Clima. Su objetivo es propiciar una dinámica de «debate y acercamiento práctico» de cómo empezar a actuar ante la emergencia climática a través de un documental y del repaso de las rutinas diarias, «porque también formamos parte de la solución».

«Declarar la emergencia climática implica comenzar a cambiar la preocupación por acciones positivas desde donde cada uno pueda y esté dispuesto a ello. Por esto también desde Navalmoral nos sumamos a las iniciativas a nivel mundial con motivo de la celebración de la Cumbre sobre cambio climático organizada por la ONU en Nueva York para exigir medidas sostenibles y urgentes para nuevas relaciones sociales, económicas y ecológicas», señalan desde Adenex.

Para empezar a hacer ese cambio desde las aulas cuenta con la colaboración de Teachers for Future, una organización de profesores y profesoras que plantea medidas concretas desde el aprendizaje y la formación integral de la persona. En opinión de ambos colectivos, el tratamiento en el programa educativo del ámbito climático, la sostenibilidad y la educación ambiental «debe tener incidencia en la vida cotidiana más allá de las aulas. La afinidad emocional a la naturaleza debe implicar tanto al propio colegio e instituto como al barrio y al pueblo donde vivimos y a nuestros hábitos de relaciones sociales y familiares».

Prácticas pedagógicas

De ahí su presencia esta semana en los dos centros educativos moralos, para que desde la educación «se pongan en marcha prácticas pedagógicas que poco a poco cambien los modelos despilfarradores por otros más cercanos a los ciclos de la naturaleza, el fomento del respeto y cuidado del entorno».

«Que entre todos seamos capaces de identificar acciones concretas ha puesto a estos dos centros en la senda de la plantación de árboles en los patios. Pero también consideramos que el consumo cotidiano necesita cambios. De ahí las propuestas a desarrollar en el instituto Albalat, 'Danos la lata', y en el colegio Campo Arañuelo para reducir la huella ecológica en el comedor escolar con residuos cero», explican para terminar.