Secretariado Gitano y Cetarsa firman un convenio para mejorar la empleabilidad de las personas gitanas

Juan Andrés Tovar, presidente de Cetarsa, y María Teresa Suárez, delegada de la FSG /HOY
Juan Andrés Tovar, presidente de Cetarsa, y María Teresa Suárez, delegada de la FSG / HOY

La principal línea de intervención es la capacitación profesional mediante la realización de prácticas no laborales

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

La Fundación Secretariado Gitano (FSG) y Cetarsa han firmado en la mañana del martes en Navalmoral un convenio de colaboración para «mejorar la formación y el acceso al empleo» de las personas gitanas que participan en el programa de inserción socio-laboral 'Puerta de Empleo para la Comunidad Gitana Extremeña 2019-2020'. Un programa que financia la consejería de Sanidad y Servicios Sociales a través del Fondo Social Europeo 'Una manera de hacer Europa'.

Según se explica en una nota de prensa, con este convenio se intensifica la actuación de la Fundación en su objetivo de «facilitar el acceso al empleo y la igualdad de oportunidades de personas gitanas», al tiempo que ambas entidades entienden que la formación y el empleo son la «mejor y más segura salvaguardia contra la exclusión social, siendo factores esenciales en el proceso de integración y plena participación sociales de los grupos vulnerables o en riesgo de exclusión».

La principal línea de intervención que contempla el convenio es la «capacitación profesional y el aumento de la empleabilidad de la población gitana a través de la realización de prácticas no laborales».

Más de 35 años de trabajo por la igualdad

La Fundación Secretariado Gitano recuerda, para terminar, que es una entidad social intercultural, sin ánimo de lucro, que trabaja desde hace más de 35 años por la promoción y la igualdad de oportunidades de la población gitana en España y en el contexto europeo.

Para ello desarrolla proyectos y ofrece servicios a las familias gitanas principalmente en los ámbitos del empleo, la educación, la salud o la vivienda, aunque también trata de promover políticas más activas para la inclusión social de la población gitana, luchar contra la discriminación y garantizar la igualdad de derechos y oportunidades para todas las personas.