La reparación del comedor del colegio El Pozón está «a la espera de la recepción de fondos»

La fachada del comedor se cae a trozos /MAM
La fachada del comedor se cae a trozos / MAM

El martes se reunieron el director del colegio, directivos de la ampa, la alcaldesa, padres y madres de usuarios y un técnico de la Junta

Pues menos mal que tiene preferencia. Eso han debido pensar madres y padres de alumnos del colegio El Pozón al leer la carta que les ha remitido la dirección del centro tras la reunión que mantuvieron el martes todas las partes implicadas para abordar la problemática del comedor escolar y el lamentable estado de su fachada.

La reunión, convocada por el Servicio de Inspección Educativa, contó con la asistencia de representantes de la ampa, la alcaldesa y un concejal de su equipo de gobierno, dos padres de alumnos usuarios del comedor, un responsable de obras de la Junta de Extremadura y el director del colegio.

Según se dice en el escrito, en esa reunión la Administración educativa informó a los presentes que las obras de mejora del comedor, «que no solo afectarán a la fachada», alcanzan un presupuesto que supera los 60.000 euros. También que la obra tiene licencia municipal desde hace meses y que en este momento está a la espera de licitación.

La Inspección Educativa les comunicó, igualmente, que la obra tiene «preferencia» debido a las características del espacio a reformar, pero que en la actualidad «se está a la espera de la recepción de fondos para acometerla».

Por último, se acordó que las deficiencias que vayan surgiendo hasta entonces las subsanará el Ayuntamiento, «que es el organismo que se encarga del mantenimiento del centro, como limpieza de bajantes, poda de árboles próximos a la cubierta del edificio o reparación de posibles goteras.

A la espera de la Junta

La situación del comedor del colegio El Pozón, y las críticas a los gobiernos municipal y regional por su estado de abandono, son una constante desde hace meses, bien por parte de padres y madres de alumnos o por grupos de oposición, especialmente el PP.

En el pleno celebrado hace unos días, el portavoz municipal, José Manuel Encinas, aseguró que el Ayuntamiento ha hecho «todo lo que tenía que hacer» desde el punto de vista técnico y político y que ahora la responsabilidad es de la Junta de Extremadura.