Duras acusaciones de la número tres de la candidatura de Vox a pocos días de las municipales

Sandra Fernández entre Mari Luz Gómez y Jorge Martín /HOY
Sandra Fernández entre Mari Luz Gómez y Jorge Martín / HOY

Sandra Fernández asegura haber recibido amenazas y presiones de la formación a nivel local y provincial

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Sandra Fernández Cordero, número 3 de la candidatura de Vox a las elecciones municipales, muestra en un comunicado su «descontento» con formar parte de la misma, y lo argumenta con duras acusaciones a los integrantes de la formación a nivel local y provincial, como haber recibido presiones y amenazas.

Para empezar habla de discrepancias con la gestora provincial, al no estar de acuerdo «en las formas de actuar, faltando a unos principios y valores que defiende Vox como partido».

En ese sentido asegura haber recibido presiones y amenazas de «ensuciar mi nombre y echarme del partido por tránsfuga, traición y no sé cuantas cosas más -evidentemente todas falsas- por parte de dicha gestora en caso de no firmar un documento renunciando por adelantado al acta de concejala llegado el caso, ya que expresé mi descontento y diferencias con ciertos movimientos internos. Suponen que iría al grupo mixto y bajo esas sospechas me presionan para firmar una renuncia».

En su opinión las cosas no se están haciendo bien al primar intereses personales, «apartando a las personas que más han trabajado por la formación y colocándose en puestos de poder personas con un perfil muy claro. Por estos y otros motivos tratan de apartarme, al igual que a otros compañeros que han sido apartados y más que abandonarán en muchos lugares desencantados al ver el rumbo que está tomando esto».

Para terminar, Sandra Fernández afirma que su intención ha sido siempre trabajar para el beneficio de Navalmoral y que se siente «decepcionada, desencantada y utilizada, a la vez que víctima de manipulación al ver algunos juegos y luchas de poder sin sentido».