Representantes del PP en su comparecencia del martes / Antonio

«No quieren debatir sobre el muro, pero tendrán que hacerlo», dice el PP

Los populares estudian posibles acciones legales por «prevaricación administrativa» tras suspender la alcaldesa el pleno del lunes

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

«Prohíbe lo que la ley no le permite prohibir y no cumple lo que la ley le obliga a cumplir». Así ha resumido el portavoz municipal del PP, Jaime Vega, la actuación de la alcaldesa, Raquel Medina, en lo referente al pleno que levantó el lunes, y que en su opinión no podía suspender como hizo con el reglamento en la mano, y, en general, ante la falta de transparencia de la que asegura hace gala, obstaculizando la acción de fiscalización y control del equipo de gobierno.

Aunque lo primero fue pedir disculpas por su retraso de 8 minutos en llegar al pleno motivado por el hecho de llevar a su hijo al colegio, «como hago todos los días y conocen todos los miembros de la Corporación», además de recordar que en otras sesiones se ha esperado 10, 15 o 20 minutos y no ha pasado nada.

De ahí que insistiera en que se trató de un «movimiento orquestado» por PSOE y Ciudadanos para evitar que se debatiera la problemática del tren, que saben incomoda al gobierno municipal ante las contradicciones en las que ha ido cayendo.

«Pero no podrán evitarlo», avanzó, puesto que horas después de la suspensión el PP solicitaba la convocatoria de otro pleno con nuevos informes y nuevas preguntas en el documento que han elaborado con la cronología de todo lo ocurrido en torno al tren en los últimos años. Como los informes de distintos arquitectos municipales rechazando el proyecto en superficie, que insistió no se quieren dar a conocer cuando creen que podrían servir para impugnar las actuaciones de Adif, o la implicación en todo este proceso del diputado César Ramos, de quien aseguran que ocultó a la propia Adif que el pleno había aprobado por unanimidad rechazar el tren en superficie y apoyar el soterramiento de las vías.

En ese sentido mostró su extrañeza por el protagonismo que se le ha dado, cuando en Navalmoral no tiene ningún cargo, frente a la «dejación de funciones» de la alcaldesa y su equipo a la hora de «rechazar el muro» ante las distintas administraciones o el incumplimiento de los acuerdos adoptados por el pleno.

Fraude de ley

En otro momento el portavoz popular advirtió que se cometería un «fraude de ley» si en el pleno que han solicitado PSOE y C,s para debatir lo que no se pudo debatir el lunes utilizan el trabajo realizado por el PP.

Para terminar, anunció que estudian posibles acciones legales contra la alcaldesa por prevaricación administrativa «a la vista no solo de su comportamiento en el pleno sino del que llevamos viviendo toda la legislatura».