Portavoces de Unidas por Navalmoral y Ciudadanos a la derecha, y de Extremeños y Vox a la izquierda / MAM

Pleno de No al Muro

«Nos hemos quedado sin palabras», dicen los portavoces municipales de Extremeños y Vox

Valentín Tomé, de Unidas por Navalmoral, cree que el contenido del pleno es «interesante» y no sabe qué problema hay que debatirlo, mientras que Ciudadanos comparte la decisión de la alcaldesa de levantar el pleno

REDACCIÓN

«Nos hemos quedado sin palabras». En esa frase coincidían los portavoces de Extremeños y Voz, Joaquín Sarró y Jorge Martín, al pedirles HOY una valoración de lo que acababan de vivir en el pleno, la suspensión de la sesión por parte de la alcaldesa ante el retraso del ponente, Jaime Vega, y de dos concejalas del PP.

«Nunca me había pasado una cosa parecida. Los técnicos sabrán si esto es correcto o no lo es. Imagino que cuando se ha hecho estará permitido», decía el concejal regionalista, mientras que Jorge Martín explicaba que él mismo había llegado «dos minutos antes de que cortarse el acceso».

«Hasta hoy se ha dejado siempre un tiempo, teniendo en cuenta que esta hora sabemos lo conflictiva que es con el tema de los colegios. Nos hemos quedado todos un poco sorprendidos, porque pensábamos que aunque se echara una reprimenda al portavoz popular el pleno se llevaría adelante porque las cuestiones que aborda son importantes. Pero es verdad, nos hemos quedado sin palabras».

También mostraba su sorpresa por su sucedido Valentín Tomé, concejal de Unidas por Navalmoral, ya que si bien reconocía que el portavoz popular había llegado diez minutos después de las nueve, cree que el contenido del pleno es «interesante para el pueblo» y no sabe qué problema hay que debatirlo.

Ciudadanos, de acuerdo

Mucho más contundente se mostraba Juan Máximo Villar, portavoz de Ciudadanos, que está de acuerdo con la decisión adoptada por la alcaldesa.

«Ha pasado lo que tenía que haber pasado hace mucho tiempo. Estamos ya un poco cansados de que el grupo popular llegue a las comisiones a la hora que les dé la gana y no se les diga nada. Todos sabíamos que el pleno era a las nueve y todos estábamos aquí a las nueve menos cinco, salvo el portavoz del grupo popular y algunos de sus concejales. Y después se le ha llamado la atención tres veces y ha hecho caso omiso a la advertencia de la alcaldesa, por lo que vemos correcto que se anule».

Para terminar, añadía que aunque un compañero trató de excusar a Jaime Vega diciendo que tenía que llevar al niño al colegio «todos tenemos niños en los colegios, pero nos organizamos, porque los plenos se comunican con muchos días de antelación. Y todos en nuestra casa tenemos cosas, pero cuando tenemos que asistir a plenos, comisiones y demás intentamos venir a la hora que se nos convoca».