La presentación tuvo lugar en el hotel Moya / José Luis

El presidente de la Confederación Hidrográfica augura que «vienen buenos tiempos para el regadío»

Así lo dijo Antonio Yáñez en la presentación de las nuevas actuaciones en la zona regable de Valdecañas

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

«Vienen buenos tiempos para el regadío en un contexto muy favorable». Así lo dijo el viernes el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, Antonio Yáñez, en la presentación que se hizo en Navalmoral de las nuevas actuaciones que la consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio va a realizar en la zona regable de Valdecañas, con una inversión de más de 2,4 millones de euros.

El proyecto en cuestión, de mejora y modernización de la red de riego, se hará en el sector IV, en el término municipal de Casatejada. Tiene una superficie de 1.333 hectáreas repartidas en 322 parcelas, de un total de casi 6.500 hectáreas en el conjunto de la zona regable divididas en seis sectores.

La principal actuación que se acometerá será la sustitución de las tuberías de fibrocemento de las redes primaria y secundaria, colocadas en los años 80, por tuberías de PVC, hasta completar 15.634 metros, además de instalar hidrantes, válvulas de corte, ventosas, desagües y contadores; crear una nueva red terciaria ajustada a las necesidades de cada regante, de casi 87 kilómetros, y conexiones con los sectores III y V.

Los datos técnicos los dio a conocer Fernando García de Vinuesa, quien insistió en que lo que se busca con esta inversión es ser más eficiente para ahorrar agua. Hasta un 21% según las estimaciones que se han hecho. El plazo de ejecución de las obras será de 12 meses.

García de Vinuesa cerró el acto de presentación, tras las intervenciones de la consejera del área, Begoña García Bernal; el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo y el presidente de la Comunidad de Regantes de Valdecañas, Primitivo Gómez.

Desde la consejería de Agricultura se destaca que han invertido más de 7,6 millones de euros en obras de mejora y modernización de los regadíos y en ayudas a las comunidades de regantes destinadas a la eficiencia energética y al mantenimiento, lo que está dando resultados, según apuntó García Bernal.

«En el año 2015 existían 319 hectáreas de árboles permanentes (frutales, almendros y olivos). Ahora mismo, como consecuencia de la modernización de los regadíos de Valdecañas, las hectáreas destinadas a los cultivos permanentes son 1.744. Y las previsiones son que el año que viene la superficie aumentará hasta las 1.918 hectáreas».

Reparto de tareas

Por su parte, Antonio Yáñez defendió la línea de trabajo que se viene siguiendo en los últimos tiempos entre la Confederación Hidrográfica y las comunidades de regantes de «tareas compartidas», al tiempo que avanzó los 17 millones de euros que se van a invertir desde la dirección general del Agua para mejorar los canales de toda la cuenca. De ellos unos 800.000 corresponderán a Valdecañas.

Por último, Primitivo Gómez quiso reconocer públicamente el «buen trabajo» que la consejería de Agricultura viene haciendo en materia de regadío, abordando la problemática concreta de cada zona, además de apostar desde la comunidad por el ahorro hídrico y eléctrico, por el uso de las nuevas tecnologías para conseguir una mayor eficiencia y por la formación de los regantes.