Elecciones municipales 2019

La presidenta provincial de Vox asegura que es Sandra Fernández quien ha coaccionado al partido

Magdalena Nevado, presidenta de la gestora provincial de Vox /HOY
Magdalena Nevado, presidenta de la gestora provincial de Vox / HOY

Afirma que la número 3 de la candidatura quería imponer a una persona como coordinador local, cuando la decisión se va a tomar después de las elecciones municipales

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Magdalena Nevado, presidenta de la gestora provincial de Vox, ratifica punto por punto lo manifestado por los representantes locales en relación con la polémica que ha desatado la número 3 de la candidatura en Navalmoral, Sandra Fernández, al denunciar que ha sufrido presiones y amenazas dentro del partido.

Unas acusaciones que la dirigente provincial niega con rotundidad, afirmando que, por el contrario, ha sido la propia Sandra Fernández quien ha coaccionado a la formación si no se hacía lo que quería. Todo empezó, según explicó a HOY, con la renuncia por motivos profesionales del anterior coordinador local, Juan Carlos Prieto, la persona que inició las gestiones para crear el partido en Navalmoral.

Tras esa renuncia el cargo quedó libre, decidiéndose esperar a que pasaran las elecciones, al estar ya en campaña, para nombrar un nuevo coordinador y que el interlocutor con Cáceres fuera hasta entonces el número uno de la lista, Jorge Martín.

«Sin embargo Sandra quería a toda costa que se nombrara ya a una persona que no va en la candidatura, lo que trató de imponer utilizando todo tipo de argumentos», señala.

Entonces se le dijo que si no estaba de acuerdo con la decisión de la gestora provincial que no siguiera y firmara un documento renunciando a la concejalía en el caso de obtenerla, negándose a hacerlo, salvo que le ofrecieran «un puesto de trabajo en Vox Madrid», asegura Magdalena Nevado.

Pero es que, además de esas coacciones, en Vox «saben» que su candidata número 3 ha mantenido contactos con miembros del PP, al que creen que incluso ha pasado el programa electoral, «porque su intención, si sale elegida, es pasarse al grupo mixto y apoyar al PP».

Resumiendo, no respeta las decisiones de los órganos del partido, ha faltado al respeto a sus compañeros, ha sido desleal y ha roto la confidencialidad que tiene firmada.

Perjudica a otras personas

Todo esto les ha llevado a «perder su confianza» en la joven morala, como así le hicieron saber el viernes en una reunión. De hecho la presidenta provincial anuncia que no quieren contar con ella si consigue el acta de concejala, al tiempo que lamenta el daño que está causando, por intereses personales, al «equipazo de personas que Vox tiene en Navalmoral«.