El poeta Eladio Sanjuán presentó ante sus paisanos su última obra

Firmando ejemplares /MAM
Firmando ejemplares / MAM

'A la luz de las palabras' está dedicada a las mujeres maltratadas

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Como un poeta autodidacta, que se ha hecho solo y que hace una poesía existencial, clara y sencilla. Así se define Eladio Sanjuán Brasero, un moralo apasionado de la escritura residente en Madrid, que días atrás presentó en la Fundación Concha, ante sus paisanos, su último libro, 'A la luz de las palabras'.

Sanjuán, que lleva más de medio siglo residiendo fuera de Navalmoral, reconocía estar nervioso antes de la presentación de su trabajo, el noveno que publica, de tiradas muy cortas y que están agotados.

«Es una emoción muy grande, porque llevo muchísimos años, casi 54, que no interfería con el pueblo en asuntos culturales. Simplemente tengo aquí una hermana, vengo a visitarla, paso unos días y me voy. Por eso no me esperaba este recibimiento y las muestras de cariño que estoy viendo», decía.

Sanjuán llenó la sala de exposiciones de la Fundación Concha
Sanjuán llenó la sala de exposiciones de la Fundación Concha / Maxi

Sobre su faceta autodidacta, rememora que ni siquiera fue a la escuela. «Mi tío Jara me enseñó geografía, historia, etcétera. Luego había un funcionario telegrafista en el Ayuntamiento que también me dio algunas clases. Y así, entre mi tío, mis padres,... fui aprendiendo». Más tarde hizo COU por correspondencia y se matriculó en Derecho, carrera que se vio obligado a abandonar por motivos familiares, entrando a trabajar como funcionario, aunque ya está jubilado.

Y siempre siguió escribiendo, durante su época de emigrante en Barcelona y después en Madrid. «Aunque no vengo mucho estoy en contacto con Navalmoral a través de publicaciones. Procuro leer todo lo que sale de aquí», señalaba.

Poesía como terapia

Su obra es principalmente poesía, aunque también ha publicado prosa, como 'Relatos para el recuerdo', y algún cuento. «La poesía es una terapia. Tiene que ayudar, dar ánimo. No es escribir algo tan enrevesado que nadie lo entienda», afirma.

De hecho ese es el objetivo que persigue con 'A la luz de las palabras', que el autor dedica a la mujer maltratada «para decirle que no se rinda, que siga adelante».