La fuente sin agua ni tuberías y con una palomas despistada / MAM

La plaza de España tendrá en pocos meses una fuente seca

El portavoz adjunto confirma que la actual va a desaparecer para crear un espacio diáfano y evitar el perjuicio que causan las palomas

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Confirmado. La fuente de la plaza de España va a desaparecer. Se busca tener un espacio diáfano y evitar el perjuicio que causan las miles de palomas que acudían a beber a la misma posándose después en el tejado del Ayuntamiento. De hecho desde que no tiene agua, apenas se ven en la plaza.

Así lo confirmó este martes el portavoz municipal adjunto, Juan Máximo Villar, a preguntas de los medios de comunicación ante los comentarios que han circulado en las últimas semanas y, sobre todo, de la supresión de tuberías y grifos inferiores del recinto.

«Hace tiempo que se está trabajando en el cambio de la fuente. El primer motivo es hacer una plaza más funcional, ya que cada vez que alberga un acto es muy limitado. El segundo, son las miles de palomas que tenemos en el tejado a diario porque venían a beber a la fuente. Una fachada que se pintó hace año y medio o dos años está para volver a pintarse, los balcones están otra vez corroídos por las heces, cristales que hay que limpiar a diario, canalones que hay que desatascar, tejas que se levantan… Vamos, los problemas que tenemos por las palomas hace ya mucho tiempo».

De ahí que hayan optado por retirar la actual estructura, que tiene cerca de dos décadas, para poner una fuente seca, esto es que los chorros salen a ras de suelo, aunque el diseño definitivo está todavía por decidir.

Villar aclaró que si no se ha anunciado antes es porque ha tenido unos problemas personales, ya que su intención era haberlo hecho hace dos semanas. «Es necesario y se va a hacer», aseguró.

Reforma integral

Es más, comentó que si tras las próximas elecciones municipales Ciudadanos tuviera capacidad para influir en las decisiones del gobierno local optaría por renovar por completo la plaza, quitando los desniveles y la calle interior que ahora tiene para dejar una plataforma única, diáfana, suprimiendo, incluso, los aparcamientos.

«Creo que sería un proyecto ambicioso y bonito. Tener en el centro del pueblo una plaza que se pueda aprovechar, lo que ahora no ocurre», afirmó.