La plataforma No al Muro reanuda su actividad con una exposición y nuevas concentraciones

La exposición fotográfica se muestra en la Fundación Concha /MAM
La exposición fotográfica se muestra en la Fundación Concha / MAM

El colectivo pide que haya «actuaciones concretas que paralicen la redacción del proyecto del tren en superficie»

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

La plataforma ciudadana No al Muro reanudó su actividad el sábado de San Miguel, una vez finalizado el periodo estival, con la apertura de una exposición fotográfica en la Fundación Concha titulada 'Defendamos el tren y la ciudad'.

Además este jueves, coincidiendo con su primer aniversario, retomará también las concentraciones semanales en el Jardincillo para explicar a los vecinos la situación del proyecto del paso del tren de alta velocidad por el casco urbano y para seguir recabando apoyos para que se haga de manera soterrada.

Una tercera iniciativa de estos días es la difusión de un manifiesto en el que piden que no haya más declaraciones institucionales locales y sí «actuaciones concretas que paralicen la redacción del proyecto en superficie».

En el texto recuerdan que hace un año, el 6 de octubre del 2018, Navalmoral «descubría» que Adif estaba trabajando en el proyecto del tren a su paso por la ciudad.

«Era la primera convocatoria de un grupo de ciudadanas y ciudadanos que luego tomó la denominación de plataforma No al Muro. A pesar de haber solicitado información al Ayuntamiento de la situación real del proyecto tuvo que ser ese encuentro, y una primera exposición histórica del tren en Navalmoral, la que recordara que todos estábamos interesados en conocer la situación», afirman.

Después repasan las concentraciones buscando adhesiones, la redacción de un proyecto alternativo, la celebración de jornadas informativas, la recogida de cerca de 5.000 firmas, la aprobación de una moción por el pleno o la manifestación del pasado mes de julio.

«El 11 de julio, más de 1.500 personas salen a la calle para reafirmarse que el futuro de la ciudad pasa por el soterramiento y que una inversión de largo alcance (200 años) debe estar construida con las debidas exigencias de calidad, seguridad y acicate comercial y económico tanto de Navalmoral de la Mata como de toda la región, al encontrarse en las puertas de Extremadura. Esa demostración racional y efectiva en las calles y parques de la ciudad parece que no ha servido para impulsar que la decisión de Adif tenga en cuenta el malestar de la ciudadanía ante la solución en superficie», dicen en el manifiesto.

Dos años de retraso

Asimismo insisten en que el soterramiento que plantean demoraría el comienzo de las obras dos años, como máximo, en el tramo afectado, Arroyo del Corcho/Arroyo Santa María, de 6,7 kilómetros.

«En lugar de comenzar en el 2020 se haría en el 2022. Teniendo en cuenta que el tramo necesario para conectar con Madrid está aún en estudio, esos poco más de 6 kilómetros no impedirían que en el año 2023 entre en funcionamiento la línea hasta Plasencia. Para ello se precisa que el Ministerio de Fomento en funciones o la dirección de Adif ordenen retomar el proyecto contemplando la solución soterrada. Para conseguirlo se necesita el apoyo de todas las administraciones locales, provinciales y regionales».

Para terminar, muestran su deseo de que una vez pasadas las elecciones locales y autonómicas la nueva Corporación «cuente con todos los que activamente estamos en ello. Desde la gran mayoría de ciudadanos y ciudadanas manifestada el 11 de julio volvemos a reiterar que no solo las declaraciones sirven para variar un proyecto en marcha. Hace falta voluntad activa de buscar los encuentros necesarios para conseguirlo. Y ya apenas queda margen de tiempo razonable para ello».