Agentes de la Policía Local durante el acto que se celebró en la Plaza de España en 2020 / MAM

La plantilla de la Policía Local se siente como un «juguete abandonado» por el equipo de gobierno

Así lo dice el colectivo en un duro comunicado, en el que pide una solución urgente a la problemática que padecen, como la carencia de efectivos o los incumplimientos municipales

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Como un «juguete abandonado» por el equipo de gobierno municipal. Así se siente la plantilla de la Policía Local de Navalmoral, según dice en un comunicado que ha remitido a los medios de información.

En el texto empiezan explicando que mientras los agentes han desempeñado con creces su trabajo, a pesar de la escasez de plantilla con la que cuenta el municipio- «donde debería haber el triple teniendo en cuenta el número de habitantes»-, han sido tratados como «un juguete abandonado a su suerte». Y esa es su situación actual: una Policía «desmotivada, desamparada y, a la vez, angustiada por la situación que viene atravesando y que no se ha intentado solventar por quien o quienes corresponde».

Su malestar viene originado, principalmente, por los «numerosos servicios realizados por un único agente en turno. Incluso, en ocasiones, turnos al descubierto, sin ningún efectivo policial». Eso ha supuesto, según detallan, requerimientos de la ciudadanía que no pueden ser atendidos, falta de efectividad en las intervenciones; armeros sin custodiar…

A esas circunstancias unen las «continuas modificaciones sufridas en los turnos del calendario laboral, no respetándose la conciliación familiar, a pesar de contar con un cuadrante anual establecido. Una situación lamentable que deriva en una gran inseguridad para la población en general y para el propio agente».

En ese sentido el colectivo afirma que cuando su único fin es velar por la seguridad de los ciudadanos, «siente vergüenza e impotencia ante la imposibilidad de solventar las incidencias demandadas debido a la carencia de efectivos. Porque todos los ciudadanos merecen un servicio digno. Pero también la Policía merece su dignidad para poder prestar un servicio eficiente y acorde a las necesidades de la población».

Compromisos incumplidos

En su opinión los dirigentes municipales «han jugado» con la Policía, recordando que les aseguraron cambiar la situación para garantizar un servicio óptimo y que les prometieron un nuevo convenio, que se inició en octubre del 2019 y que, a fecha de hoy, aún no ha sido aprobado.

Según aseguran en ese convenio se incluía, entre otros aspectos, la igualdad de horarios para la Policía Local en relación a otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como una RPT que «valorara realmente el trabajo desarrollado (turnicidad, festividad, peligrosidad y penosidad). Pero todo han sido mentiras y falsas promesas».

Para terminar, la plantilla policial señala que su intención con este comunicado es exigir una «solución urgente que ponga fin a la problemática que viene padeciendo tanto el pueblo de Navalmoral como la propia Policía Local; reivindicando, por un lado, el derecho a desempeñar una labor policial en condiciones apropiadas y con máxima seguridad y, por otro, el derecho de los ciudadanos a recibir un trato adecuado y a ser atendidos tal y como merecen».