El PP pide a la alcaldesa que el colegio El Pozón inicie el curso «en perfectas condiciones»

El PP pide a la alcaldesa que el colegio El Pozón inicie el curso «en perfectas condiciones»

Los populares instan a Raquel Medina a «ejercer sus competencias dada la dejadez institucional ante el estado del colegio»

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

El grupo municipal popular insta a la alcaldesa a «garantizar» a los moralos que el comedor del colegio El Pozón estará en perfectas condiciones al inicio del curso escolar, «ejerciendo con responsabilidad y eficacia sus competencias dada la dejadez institucional ante el estado de centro y teniendo en cuenta que por ley la conservación, mantenimiento y vigilancia recae sobre el Ayuntamiento». Para ello entiende que contará con el apoyo de toda la Corporación, «como ya lo tiene si decide equiparar este centro al resto».

Los populares recuerdan en un comunicado que a primeros de febrero los dirigentes locales del PP, con Jaime Vega a la cabeza, comparecían ante los medios de comunicación en la propia fachada del comedor para mostrar su lamentable estado, sumándose así a las numerosas denuncias realizadas por padres y madres de alumnos. Entonces insistieron en solicitar al gobierno local el arreglo de las instalaciones, «cuyo grave deterioro, goteras, filtraciones y humedades con riesgos de afloramiento de moho y de accidentes eléctricos es soportado por los estudiantes que lo utilizan desde hace años».

Asimismo apuntan que en su día los daños fueron calificados como «meramente estéticos» por el entonces portavoz municipal y que el PSOE rechazó en la Asamblea de Extremadura una proposición presentada por el Grupo Popular, el 20 de diciembre del 2018, en la que pedía que se destinaran 205.000 euros del presupuesto regional del año siguiente para el «necesario arreglo de estas instalaciones».

El PP añade que el equipo de gobierno «reaccionó» a su rueda de prensa en el exterior del colegio anunciando días después que se destinaría una partida de 60.500 euros para acometer el arreglo del comedor -«cuyo estado crítico sí se reconocía»–, y adelantaba que en pocos días la Junta de Gobierno Local concedería la licencia de obra.

«Han transcurrido siete meses desde entonces y estando a pocas fechas de iniciar el curso escolar 2019/2020, no se han materializado estas promesas, cuya triste consecuencia final es que los alumnos seguirán padeciendo las goteras y humedades, para gran intranquilidad de sus familias y de todos los vecinos de esta ciudad», señalan.

De ahí su petición, de nuevo, a la alcaldesa, que en varias ocasiones ha reconocido que las deficiencias del Pozón tenían que estar solucionadas hace tiempo, además de insistir en el compromiso de la consejería de Educación de comenzar las obras en septiembre.

Más quejas de padres

La solicitud del PP se une a la que han vuelto a hacer padres de alumnos -especialmente uno muy insistente en sus denuncias- que no solo recuerda el lamentable estado del comedor, sino que también desvela goteras en el pabellón cubierto y pide que se eliminen las pintadas del muro exterior, impropias de un centro educativo y que en algún caso llevan ahí cerca de dos décadas.