Borrar
Uno de los viales de la urbanización de Los Pinos E. G. R.
El nuevo Plan de Urbanismo de Belvís pretende legalizar Las Narotas y Los Pinos

El nuevo Plan de Urbanismo de Belvís pretende legalizar Las Narotas y Los Pinos

La redacción del mismo, que se ha adjudicado a Estudios Thuban SL, se prolongará más de tres años

Eloy García

Martes, 25 de junio 2024, 09:40

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Legalizar la situación de las urbanizaciones de Las Narotas y Los Pinos, una nueva casa consistorial o la creación de viales para ceder terrenos para la construcción de una residencia son algunos de los proyectos que ya está iniciando el Ayuntamiento de Belvís de Monroy.

De los mismos dio cuenta a HOY su alcalde, Fernando Sánchez Castilla, quién anuncia que el Plan General de Urbanismo se ha adjudicado Estudios Thuban SL.

«Llevábamos desde el pasado año detrás de ello, y éste ya lo hemos dotado de presupuesto», señala.

Entre las «complicaciones» que presentará la redacción del nuevo documento, para lo que se han dado un plazo de entre tres años y medio y cuatro, es la existencia de dos núcleos fuera del casco urbano como son Las Narotas y Los Pinos, urbanizaciones que, en palabras, de Sánchez Castilla se encuentran en una situación «alegal».

Aquí aclara que el objetivo es que ambas urbanizaciones sean reconocidas por la Junta de Extremadura como asentamiento rústico legal, por lo que no sería necesario acometer grandes obras de urbanización, aceras, etcétera.

«Las personas que están allí –más de 150 entre los dos núcleos– van a seguir estando igual», aclara el alcalde, por lo que podrían legalizar las edificaciones, optar a hipotecas bancarias, etcétera.

Nuevo Ayuntamiento

Por otro lado, se encuentran a la espera de sacar a licitación el proyecto del nuevo Ayuntamiento, que aprovechará la obra inacabada del consultorio. El inmueble, cuya obra abandonó la empresa adjudicataria hace más de tres años, recibirá una inversión de algo más de 100.000 euros para ubicar allí las dependencias municipales.

La planta primera de la actual casa consistorial, que se habría quedado «obsoleta y pequeña», pasará a destinarse a locales para reuniones de asociaciones y otros usos, mientras que la baja seguiría albergando el Centro de Interpretación del Campo Arañuelo, el CICA.

Por último, se refirió a la creación de viales en los cerros, junto a la zona deportiva y la piscina, con el objetivo final de ceder suelo y urbanización para la construcción de una residencia de mayores.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios