El ferial vuelve a estar en la explanada del edificio multiusos / MAM

La apertura del ferial y una presentación deportiva inician las fiestas de San Miguel

El viernes destacan la inauguración de la X Feria Agroalimentaria, una verbena en la plaza de España y la primera noche de Moralia Festival

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

La apertura del ferial, instalado de nuevo en la explanada del multiusos, y la presentación de varias plantillas deportivas en la plaza de España -dos horas después del horario anunciado en el programa de actividades- abrieron el jueves el programa de las fiestas de San Miguel, que se celebrarán hasta el domingo.

Aunque realmente el primer día de San Miguel es el viernes, que será fiesta local por primera vez en 2023. La actividad se iniciará a las once con un simulacro de emergencia en el que participarán efectivos de Protección Civil, Policía Local, bomberos, Cruz Roja y Guardia Civil.

Por la tarde, a las siete, se inaugurará la X Feria Agroalimentaria, instalada este año en el paseo de la Estación con más de una veintena de expositores y distintas catas para grupos reducidos de gourmet.

Por la noche el protagonismo será para la música con una verbena en la plaza de España y la primera jornada de Moralia Festival en el campo de fútbol.

Campañas en marcha

Además de los actos concretos, desde la concejalía de Festejos se incide en la puesta en marcha de dos campañas con el fin de tener unas fiestas lo más animadas posibles, pero ausentes de incidentes. Una contra todo tipo de violencia, especialmente las agresiones sexuales, y otra para informar sobre la forma de actuar en caso de sumisión química.

La primera se hará en colaboración con la asociación Navalhostel con el lema 'Sí es Si', que aparecerá en vasos y camisetas de los hosteleros que realizarán su trabajo en las actividades promovidas por el Ayuntamiento durante estos días.

La segunda campaña consta de carteles de gran tamaño en los que se indica mediante emoticonos la sintomatología que padecen las personas víctimas de sumisión química y los teléfonos a los que deben llamar en caso de padecerla o sentir un pinchazo.

Ambas iniciativas se completarán con la presencia de un Punto Violeta en la plaza, al que se podrá acudir para solicitar información o denunciar ese tipo de comportamientos.