Raquel Medina acompañada por Juan Máximo Villar y Josema Encinas resumiendo 'Un año de trabajo' / José Luis

Navalmoral cerró el año con la menor tasa de desempleo desde el 2007

Así lo destacó la alcaldesa en el balance que hizo del 2021, un año que cree positivo a pesar de las dificultades derivadas de la pandemia

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

La alcaldesa, Raquel Medina, hizo el lunes balance de las actuaciones municipales llevadas a cabo durante el 2021 y de la situación de Navalmoral en su conjunto. Un año que considera positivo, a pesar de mantenerse la pandemia, como así demuestran, en su opinión, los datos de empleo, «con la mejor serie histórica desde el 2007, al situarse la tasa de paro en el 17,30%, lo que supone un descenso interanual del 8,18%, el doble que en otras ciudades de la provincia».

Para Medina, la «fuerte inversión pública» realizada por el Ayuntamiento para garantizar la permanencia de los sectores más afectados por la covid-19 es una de las causas que han llevado a Navalmoral a ser «la ciudad de la provincia que más negocios ha conservado y más empleo ha generado, pero no la única».

En ese sentido recordó que se han destinado más de 2,4 millones de euros a pymes y autónomos entre el Plan Rescate, el III Programa Reinicia, los bonos al consumo o las ayudas sociales a justificar en el comercio local, además de varias campañas de dinamización comercial.

«Pero no sólo hemos destinado dinero a ayudar a empresas, añadió, sino que para lograr que mucha gente continuara trabajando y así, además, mantener o incentivar el consumo, este Ayuntamiento ha ejecutado 1.745.000 euros en la creación de empleo directo a través de tres planes, uno propio y dos con la Diputación, con los que se ha conseguido ocupar a 86 personas. A ellas hay que sumar la convocatoria realizada para cubrir 9 vacantes en el Ayuntamiento y los 30 alumnos-trabajadores de las Escuelas Profesionales de Formación Dual. Estamos hablando de un total de 125 puestos de empleo generados de forma directa a lo largo de un complicado 2021».

Otro apartado al que la alcaldesa prestó especial atención fue el de las inversiones en obra pública, «que además de permitirnos mejorar la calidad y prestaciones de los servicios e infraestructuras, son importantes generadoras de empleo». Ahí enumeró las ya ejecutadas, las que están en ejecución y las que se vienen licitando, como el firme de la Nacional V, las nuevas luminarias, el inicio de la sede de la Escuela Oficial de Idiomas, la reparación de la piscina climatizada, la renovación de ocho parques infantiles, el parque de patinaje o la creación de 120 plazas de aparcamiento junto al hospital.

En otro momento repasó las actuaciones en materia de juventud, ocio o cultura. «Se ha hecho una actividad cultural sin precedentes, pero que no se hubiera podido llevar a cabo si, previamente, no hubiéramos garantizado la salud de nuestros vecinos y vecinas y más, en un año de pandemia que nos exigió reforzar todas las medidas dispuestas desde que se decretara el aislamiento domiciliario».

También habló de la colaboración con la gerencia del Área de Salud, en inmuebles y recursos humanos, para la vacunación masiva, del Plan Municipal de Salud o de los eventos deportivos de primera fila que se celebraron a lo largo del año, como la salida de etapa de la Vuelta Ciclista a España, la prueba nacional de enduro o la presencia de la selección española femenina de futbol-sala.

No lo hemos hecho solos

Para terminar, Raquel Medina dejó claro que «todo esto no lo hemos hecho solos. Por fortuna, el diálogo y el consenso nunca han dejado de ser una de nuestras señas de identidad y gracias a esa capacidad de entendimiento desde septiembre este equipo de gobierno socialista cuenta con dos concejales más tras el acuerdo con Ciudadanos. Y antes de conseguir ese importante pacto logramos otros acuerdos, tanto con ellos como con Extremeños y Unidas por Navalmoral que nos permitieron aprobar el presupuesto con el que hemos ido haciendo crecer Navalmoral».

En definitiva, según manifestó la alcaldesa, el 2021 fue un año que «nos ha permitido seguir avanzando en el modelo de ciudad que queremos, abandonando la visión de urbe rural».