Opinión

No al Muro pide 'cordura' a ADIF para «no dividir la convivencia y paralizar nuestro futuro»

No al Muro pide 'cordura' a ADIF para «no dividir la convivencia y paralizar nuestro futuro»

La plataforma no entiende que si la solución soterrada es posible técnica y económicamente, se descarte por cuestión de plazos

NO AL MURO

Desde la plataforma No al Muro hemos escrito una 'Carta al pasado' para no lamentarnos de nuestra pasividad, de no haber hecho nada para conseguir que el tren, a su paso por la ciudad, siga aportando la mejor convivencia posible. Esto no solo lo entenderán los más jóvenes, sino todos los que hoy vivimos aquí y en las comarcas vecinas.

También hemos escrito una carta al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), pidiendo cordura ante la construcción definitiva de un tren de altas prestaciones para Extremadura a su paso por la ciudad, tan necesario no solo frente al cambio climático sino como medio para relacionarnos entre nosotros y con nuestros vecinos, congratulándonos de haber conseguido un Tren de Velocidad Alta (200 Km/hora y de media 160 Km/h) y no un AVE para pocos viajeros y sin uso para las mercancías.

No buscamos ningún enfrentamiento entre el proyecto actual en superficie -aún en redacción- y el presentado en soterramiento. No consiste en cambiar un cromo por otro. La solución soterrada no es una ocurrencia tomada a la ligera, proviene de un estudio riguroso de las posibilidades que tiene el tren como motor de desarrollo sostenible para la ciudad y comarcas vecinas. Fundamentalmente siendo el nudo intermodal que afecta a más de 100.000 personas, y siendo la puerta de Extremadura tanto para mercancías como para viajeros.

Seguimos razonando que atravesar el casco urbano no es un condicionante, y tener la estación cerca del centro urbano hace ganar viajeros. Porque de eso se trata cuando defendemos un tren social, público y sostenible que sirva para aminorar el transporte privado de personas y mercancías ante la emergencia del cambio climático.

Seguimos razonando que el aumento actual del 30% del presupuesto inicial es una gran inversión, con duración para más de 200 años y que la mejor solución incluya y requiera la permeabilidad, seguridad y el mejor urbanismo que sirva de palanca potencial al desarrollo sostenible de toda la parte norte de la ciudad.

Más de 4.000 habitantes, 1.000 alumnos y la buen parte de los equipamientos culturales, deportivos y de ocio. Los cines, un teatro, el campo de futbol, la pista de atletismo y de tenis, las piscinas cubiertas y de verano, vías ciclistas peatonales y de trashumancia, las escuelas deportivas y por supuesto el polígono industrial y el cementerio.

Llamamiento a la zona

Pero también hemos hecho un llamamiento a las poblaciones vecinas pidiendo solidaridad para conseguir un futuro mejor. Si técnica y económicamente la solución soterrada es posible, no entendemos que unos plazos puedan impedir tomar a Adif la decisión más racional y ponderada. ¿Qué importancia tiene el retraso para el tramo de 6,7 kilómetros Arroyo de Santa María-Navalmoral, cuando la conexión a Madrid está por resolver y cuya construcción no tienen fechas concretas de terminación?.

Por ésto, el jueves día 11 saldremos a la calle miles de vecinos y vecinas para revindicar, ante el Administrador de Infraestructura Ferroviarias, que el futuro de Navalmoral, pero también de las comarcas vecinas, no pasa por dividirnos.