Zona de Expacio Navalmoral donde se construirá la factoría / MAM

La llegada de la gigafactoría de baterías supondrá un «vuelco urbanístico», según la alcaldesa

El Ayuntamiento avanza en la tramitación urbanística para que la megaplanta pueda empezar a construirse a finales de este año o principios del siguiente, como se ha barajado

Claudio Mateos
CLAUDIO MATEOS Cáceres

El Ayuntamiento tiene ya adelantada parte de la tramitación que requiere la futura gigafactoría de baterías para vehículos eléctricos y su propósito es poder concederle la licencia de obras en el menor tiempo posible, según avanzaron a HOY fuentes del Consistorio moralo.

Si no hay contratiempos y el procedimiento administrativo se cumple según lo previsto, el grupo chino Envision podrá empezar a construir la primera fase de la megaplanta a finales de este año o principios del siguiente, coincidiendo con la resolución del Perte del vehículo eléctrico, que se calcula para esas fechas según ha venido manifestando la ministra de Industria.

Navalmoral sigue digiriendo la que ha sido recibida como una de las noticias más importantes de su historia reciente, mientras se desvelan nuevos detalles sobre el proyecto. El lunes la alcaldesa, Raquel Medina, anunció que la gigafactoría se ubicará en las parcelas de ExpacioNavalmoral más cercanas a la plataforma intermodal que Adif construirá para el tren rápido.

El proyecto de dicha plataforma ya está adjudicado a Acciona Construcciones por 10,4 millones de euros y se prevé que las obra comiencen a finales de mes.

El suelo

Lo que sigue sin saberse es bajo qué condiciones aporta la Junta de Extremadura por medio de Avante las 200 hectáreas de suelo industrial en las que se situarán tanto la gigafactoría de Envision como la planta fotovoltaica de Acciona que le suministrará la energía. La respuesta a HOY del ejecutivo regional no lo esclarece:

«Se ha alcanzado un principio de acuerdo con los promotores del proyecto industrial que facilitará la implantación inmediata de Envision sobre parcelas ya calificadas como suelo urbano, de uso industrial, y dotadas de todos los servicios urbanos», indica la Consejería de Economía, Ciencia y Agenda Digital.

Añade la Junta que «este potencial acuerdo permitirá situar el suelo industrial entre los más competitivos del territorio nacional, respetándose en todo caso las condiciones generales de mercado».

También apunta que «los detalles están sometidos al acuerdo de confidencialidad general del proyecto», de manera que no se sabe si se trata de una compraventa o de alguna otra fórmula, como la adquisición de derechos de superficie.

Vuelco urbanístico

Según recoge Europa Press, la alcaldesa anunció un «vuelco urbanístico» en la localidad por la llegada de la gigafactoría. Habrá que modificar el Plan General Municipal algo que, por otra parte, también es necesario para la llegada de la alta velocidad a la ciudad. De cara a los empleos tanto directos como indirectos que generará la gigafábrica, se prevé también que será necesario construir viviendas y otras infraestructuras que requerirán cambios urbanísticos para la «metamorfosis» que tendrá el municipio.

«Todo está previsto y tenemos un vuelco urbanístico que supone una metamorfosis de la ciudad de cara a las infraestructuras que vamos a acoger, pero son cuestiones que desde la Junta de Extremadura y el Gobierno de España se han tenido en cuenta y habrá que trabajarlo todo en su conjunto», afirmó la regidora a preguntas de los medios de comunicación en Cáceres.

Medina anticipó que habrá que modificar todo el entorno urbanístico de la ciudad para crear las condiciones adecuadas para el asentamiento de empresas dentro del parque empresarial ExpacioNavalmoral, y adecuar también la ley a las necesidades que requieran las infraestructuras que llegarán.

En cuanto a las posibles fechas para iniciar las obras, Medina dijo que los plazos concretos los marcará la empresa con la presentación de la documentación que se le vaya requiriendo. Dejó claro no obstante que estos trámites pueden realizarse de forma conjunta desde las diferentes administraciones, ya que «un procedimiento no retrasa el otro sino al contrario, se impulsan juntos».

La alcaldesa volvió a resaltar la enorme importancia de la gigafactoría para toda la zona. «Posiblemente sea un punto de inflexión para el futuro de la región no solo de Navalmoral y la comarca, sino de toda la región», dijo Medina, quien apuntó además que «ya nos tocaba».

«Nos tocaba esa revolución industrial que parece indicar que así va a ser porque nos espera un futuro prometedor», subrayó.

Cierre de Almaraz

A la pregunta de si el anunciado cierre de la central nuclear de Almaraz ha podido condicionar la ubicación de la gigafactoría para compensar la posible pérdida de empleo en la zona, la alcaldesa defendió que el desarrollo de ExpacioNavalmoral ya estaba previsto independientemente del cierre de Almaraz, situada a pocos kilómetros de Navalmoral.

Cabe recordar que un reactor se desconectará en 2027 y el segundo en 2028, pero, «según está el mercado energético», la alcaldesa mostró sus «dudas» de que acabe cerrando en esas fechas.

«Al margen de eso, el cierre no significa una reducción de empleo, sino al contrario, porque cuando las centrales nucleares están en 'stand by' todavía necesitan mayor empleabilidad para poder llevar a cabo ese parón energético, pero vamos a ser prudentes porque incluso ambas empresas pueden estar coexistiendo durante bastante tiempo», concluyó Raquel Medina.