Borrar
Integrantes de Liberales y Moralos MAM
Liberales y Moralos cree «ridículo», por escaso, el bando dictado sobre el arbolado urbano

Liberales y Moralos cree «ridículo», por escaso, el bando dictado sobre el arbolado urbano

La formación independiente propone elaborar un plan integral para «fomentar y proteger» el arbolado

Redacción

Lunes, 29 de enero 2024, 22:12

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El grupo municipal de Liberales y Moralos considera «ridículo», por escaso, el bando dictado el pasado día 26 por la alcaldía sobre el arbolado urbano, al limitarse a prohibir que se hagan daños, pero no fomenta, en su opinión, la ampliación de ese arbolado y las zonas verdes, ni su integración sostenible en la ciudad, «ni contribuye a los objetivos de la FAO, ni permite beneficiarnos de forma natural de un ecosistema urbano sostenible y planificado».

Tampoco olvida que las intenciones del equipo de Gobierno pasan por «querer suprimir el servicio de jardinería municipal, externalizando la gestión, sin que exista ningún plan integral que vea a la ciudad y sus elementos como un todo orientados al bienestar común que ofrece una ciudad correctamente diseñada».

Por el contrario ellos proponen la elaboración de un plan integral para «fomentar y proteger» el arbolado, bajo los principios de la Declaración de Utilidad Pública del Árbol en la Ciudad y sus beneficios, firmada en Barcelona en 1995, y a las que, desde entonces, está adscrito el Ayuntamiento, y las recomendaciones de la FAO y los últimos estudios sobre los beneficios prácticos que ofrece un árbol.

Según esos estudios, el arbolado es un elemento esencial para las ciudades al mitigar muchos impactos negativos, además de ser regulador del flujo del agua y mejorar la calidad del aíre y la salud urbana al absorber hasta 150 kg de CO2 al año. Asimismo apuntan que la correcta plantación de árboles alrededor de los edificios puede reducir la necesidad de aire acondicionado en un 30%, lo que supone un ahorro en la factura energética, y lógicamente, sirve de alimento y resguardo a la fauna.

Frente a todo ello recuerdan, a nivel local, las talas y cortas «indiscriminadas e impunes de árboles sin expediente administrativo», la pérdida del jardín vertical de La Gota y las palmeras; el deterioro del parque municipal, «que ahora será aún mayor al imponernos el muro que traerá el tren» o el «frío paisaje lunar» de la calle García de Paredes que, en verano, «permitirá que el calor caiga de plano, sin protección».

Plan integral

En contraposición a esas actuaciones negativas, los liberales apuestan por «cuidar, defender y aumentar este patrimonio natural» proponiendo la elaboración de un plan integral con la participación de todos los grupos municipales, «superando así la política del cemento, la motosierra y el arboricidio». Y piden que en la elaboración de esa norma general el Ayuntamiento sea asesorado por Ángel Mariscal, jefe de Jardinería, «una reconocida eminencia en su especialidad».

Para terminar, recuerdan a la coalición de gobierno PP-Vox que «dejen de esconder en los cajones las diez mociones propuestas para mejorar la ciudad y de negar el derecho de los vecinos a participar en los asuntos públicos a través de sus legítimos representantes. Es un clamoroso retroceso en los derechos y libertades y una vergonzosa puesta en práctica de un autoritarismo que no esconde sino carencias y complejos».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios