Borrar
Cables cortados en su día en la ciudad deportiva HOY
Las instalaciones deportivas sufren un nuevo robo de cables

Las instalaciones deportivas sufren un nuevo robo de cables

Ahora ha sido en el campo de fútbol, tres semanas después de suceder en la ciudad deportiva, lo que obliga a tomar medidas urgentes

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Domingo, 18 de febrero 2024, 19:27

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Primero fue en la ciudad deportiva, de donde se llevaron buena parte del cableado eléctrico, dejando a decenas de chavales sin poder entrenar ni jugar en horario nocturno. Ahora en el campo municipal Óliver Torres. Los ladrones se están cebando en las últimas semanas con los recintos deportivos, lo que obliga al Ayuntamiento a tomar medidas.

Así lo anuncia el Consistorio al informar de ese nuevo robo, que ha afectado «tanto a la parte exterior de la pista como a la alimentación que va por debajo de la grada hasta el cuadro que alimenta las pistas y el marcador electrónico».

Por ello asegura que es «crucial» adoptar medidas para evitar que estas circunstancias se repitan, «ya que no solo afectan a las instalaciones deportivas, sino también a los usuarios».

Antes la ciudad deportiva

Un buen ejemplo son los jugadores de la Escuela Morala de Fútbol, Academia Moralo y Moralo juvenil, que el jueves 25 de enero se quedaron sin poder entrenar en la ciudad deportiva en horario nocturno -y así continúan tres semanas después- ya que el día anterior alguien robó el cableado eléctrico, dejando inutilizado el campo de césped artificial y a media luz la pista de atletismo.

A la mañana siguiente el ingeniero técnico industrial y los electricistas municipales hicieron una valoración de la situación, cuantificando el destrozo en unos 13.000 euros, al tiempo que buscaban una solución que pudiera ejecutarse con rapidez para volver a utilizar las instalaciones una vez que se va la luz solar.

El concejal de Deportes, Jesús Amor, decía entonces que «es mucho el perjuicio que hacen, y no solo económico si no por el trastorno que supone para los chavales no poder entrenar ni jugar partidos de liga». Una frase que repite ahora tras lo sucedido en el campo de fútbol, pero con mayor preocupación ante la reiteración de estos hechos delictivos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios