Jaime Vega, portavoz municipal del PP, con el concejal Roberto García / MAM

El PP insta a los ayuntamientos a pedir más fondos para la región de los que llegarán de Europa para reactivar la economía

Considera injusto el reparto realizado por el Ministerio de Hacienda, que destina a Extremadura un 17% menos de lo que le corresponde

REDACCIÓN

Que los ayuntamientos extremeños en general, y el de Navalmoral en particular, se dirijan al presidente del Gobierno de España para exigir un reparto más justo de los fondos REACT-EU que realiza el Ministerio de Hacienda, destinados a reactivar la economía tras el impacto de la covid-19.

Esta es la petición que hace el PP local después de conocer dicho reparto, considerando que se trata de un nuevo agravio a la región.

«De los 10.000 millones de euros repartidos, esta región sólo recibirá 187, pese a tener las mayores tasas de desempleo general, femenino y juvenil, la mayor dispersión geográfica y el PIB más bajo, razón por la que para Europa somos Objetivo Uno», lamentan en un comunicado.

Según detallan los populares Extremadura recibirá un 17% menos de lo que le corresponde y perderá al menos 40 millones de euros que se destinan a otras regiones «a las que se favorece», poniendo como ejemplo que cualquier vecino catalán o valenciano «recibirá respectivamente 44 y 73 euros más que cualquier extremeño».

«Ante esta ofensa ni Navalmoral ni el resto de los municipios pueden estar callados», dicen, por lo que instarán al pleno a «que se alce contra el Gobierno de España y reclame un reparto más justo y acorde con las necesidades de esta tierra».

Un grito unánime

Una petición que hacen extensiva al resto de ayuntamientos en aras de «un grito unánime de una región olvidada», máxime teniendo en cuenta los «graves déficits históricos de infraestructuras que padece Extremadura, que aceleran la emigración de nuestros jóvenes y el despoblamiento alarmante de este territorio, como el que en especial está viviendo la provincia de Cáceres, la gran ninguneada».

Para terminar, el PP entiende que si todos los alcaldes y concejales extremeños suman sus voces «podremos exigir a una lo que nos corresponde, sin tener que sufrir una constante discriminación por razón del territorio en el que vivimos», concluyen.