Jaime Vega y Roberto García / MAM

El PP insiste en los casi 373.000 euros que siguen sin justificarse

Considera «gravísimo» lo que está ocurriendo en la cuenta general, al no reflejar la realidad de la situación económica y financiera municipal

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

El PP considera «gravísimo» lo que está ocurriendo con la cuenta general del 2020 al no reflejar la imagen real de la situación económica y financiera del Ayuntamiento de Navalmoral, toda vez que existe un «desajuste» de 372.972,65 euros a pesar de la advertencia que hicieron en su día y de un informe de la Intervención que así lo reconoce.

Así lo dijeron el jueves el portavoz popular, Jaime Vega, y el concejal Roberto García. Éste recordó que el grupo popular advirtió en 2019 que las cuentas municipales estaban mal, «y no se hizo la investigación oportuna. En las del 2020, presentadas en mayo del 2021, se volvió a reincidir sin tener ninguna información de algo que era evidente y se aprobaron. Y ahora, a la vista, de un informe del Interventor actual, se demuestra que la cuenta aprobada no refleja la realidad y se tendría que impugnar y volver a hacer el procedimiento de aprobación con los apuntes que el mismo interventor propone».

Todo esto demuestra, según el edil, que tenían razón cuando desvelaron ese desfase, del que consideran al equipo de gobierno único responsable, «porque los técnicos trabajan en función de las directrices que les marcan. No se puede echar la culpa a los funcionarios cuando las cosas van mal y ponerse medallas cuando van bien. Los usan de escudo cuando hay que taparse».

No hubo investigación

En parecidos términos se expresó Jaime Vega, quien insistió en que la situación se denunció en la comisión informativa correspondiente y el presidente hizo «caso omiso denegando la investigación de ese dinero. Un año después mantiene su criterio y lo avala la alcaldesa presentando la cuenta al pleno».

Es entonces cuando el PP emite un voto particular negativo y pide que se informe al Tribunal de Cuentas de que esa cuenta es incorrecta.

«En el pleno nos dan un informe del Interventor diciendo que es correcto. Sin embargo ahora, desde la Intervención accidental y la Secretaría, se dicta otro informe que contradice al anterior y que dice que tiene que depurarse porque hay casi 373.000 sin justificar, desde el 2006 pero también del 2015 y 2016 ya con el PSOE. La dejadez del equipo de gobierno para aclarar la contabilidad es pasmosa, cuando no alarmante».

Como lo son también, en opinión de Vega, los subterfugios que ha estado utilizando «para que no se sepa». Como ejemplo puso que según la ley el voto particular que presentaron en la comisión se tiene que acompañar al dictamen «y se negaron a introducirlo. De tal manera que no sabemos qué documentación que se está remitiendo al Tribunal de Cuentas. La falta de transparencia y el quebranto de la legalidad es absoluta», se lamentó.