HOY

El incendio de Miravete deja al descubierto abundante basura

Más de una veintena de voluntarios participan en una batida promovida por el Ayuntamiento, GeoCentroMofragüe y Las Escuelas

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Vidrios, chatarra, piezas de automóviles, latas o envases de aerosoles son algunos de los numerosos desperdicios encontrados en la jornada de limpieza que se llevó a cabo el sábado en el entorno natural de Casas de Miravete por parte de más de una veintena de voluntarios.

El incendio ocurrido a mediados de julio en la sierra de Miravete desvistió el monte de su cobertura vegetal, «dejando a la vista sus vergüenzas en forma de residuos acumulados durante décadas y que habían permanecido ocultos bajo capas de vegetación», explican los organizadores de la iniciativa.

Esta situación «avivó el sentir de los miraveteños y por iniciativa popular surgió la necesidad de actuar», lo que asumió el Ayuntamiento mediante la organización de una jornada de limpieza a través del centro cultural Las Escuelas y GeoCentroMonfragüe.

La meteorología acompañó al grupo y permitió disfrutar de una jornada «agradable y de convivencia, en la que el esfuerzo se vería recompensado con la sensación positiva que proporciona el trabajo realizado por el bien común». La mayoría de los voluntarios fueron los propios vecinos de Casas, aunque también acudieron desde Malpartida de Plasencia o Cáceres.

Abandonados hace años

Desde GeoCentroMonfragüe se destaca el hecho de que la mayor parte de los residuos recogidos corresponden a vidrios y objetos metálicos abandonados desde hace años, y muy poca basura debida a restos recientes, como plásticos o papeles. Algo que parece indicar que las cosas están cambiando hacia un mayor respeto al medio ambiente.

Asimismo llama la atención sobre la cantidad de material de desecho asociado a la carretera Nacional V acumulado en sus cunetas durante años, antes del abandono de esa vía una vez se puso en servicio la autovía A-5.

La actividad comenzó en torno a las diez de la mañana y terminó sobre las dos y media de la tarde tras un aperitivo ofrecido a los participantes por parte del Ayuntamiento que preside Juan Luis Curiel.