Iberdrola ofrece «colaboración y apoyo técnico» a las soluciones que se tomen en Valdecañas

Toma de agua en el pantano de Valdecañas /EGR
Toma de agua en el pantano de Valdecañas / EGR

La compañía eléctrica ha explicado a los afectados que las actuaciones que realiza en el embalse responden únicamente a las obligaciones dictadas por el Convenio de Albufeira

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

La empresa Iberdrola ha ofrecido su colaboración y apoyo técnico a las medidas o soluciones que se establezcan en el embalse de Valdecañas, tanto provisionales como definitivas, para proporcionar agua a los riegos y ganado de la zona.

Según asegura en un comunicado, así lo ha trasladado en la mañana del lunes en un encuentro mantenido en Cáceres con representantes de la Junta de Extremadura, de los Ayuntamientos de Peraleda de la Mata, Berrocalejo y El Gordo y con el presidente de la Comunidad de Regantes, «a los que ha trasladado la posibilidad de facilitar, por ejemplo, información de la batimetría del embalse para la ubicación de la captación provisional de agua».

En ese encuentro, la compañía ha insistido que las actuaciones que desarrolla en Valdecañas responden «únicamente a las obligaciones establecidas por el Convenio Albufeira», suscrito entre España y Portugal.

«Ese convenio obliga a la entrega por parte de España de un volumen anual de agua de 2.700 hm3, en el punto de control de Cedillo, antes del 30 de septiembre de 2019. Las condiciones meteorológicas excepcionales de este último año -en el que el volumen de agua entrante en los embalses gestionados por la compañía alcanza apenas el 22% de lo que se recibe en un año hidrológico medio-, hace que hasta la fecha falten por entregar más de 700 hm3 de agua a Portugal».

Sin embargo, en los embalses que almacenan volúmenes relevantes de agua, como Valdecañas y José María de Oriol, apenas hay un volumen de poco más de 400 hm3 por encima de las cotas en las que se sitúan las tomas de captación de otros usos, como el abastecimiento a poblaciones -la de Cáceres y su zona de influencia- y riegos.

«Por lo tanto, no es posible cumplir con la obligación impuesta por el Convenio firmado entre ambos países sin que se produzcan afecciones a otros usuarios».

Toma de decisiones

En ese sentido, la compañía anuncia que ha trasladado a los organismos correspondientes la necesidad de tomr decisiones que aporten soluciones a corto plazo, «pero también definitivas, bien sobre las obligaciones que establece el Convenio de Albufeira o sobre actuaciones para llevar las tomas de captación afectadas a cotas inferiores para garantizar el suministro».