Los hosteleros de la zona piden que se instalen lonas en la avenida del Magisterio al quedarse sin sombra

Las obras de remodelación en marcha han dejado la calle sin protección contra el sol

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Avanzan a buen ritmo las obras de remodelación de la avenida del Magisterio, que ya no tiene los pinos de la mediana central ni la propia mediana, lo que deja al descubierto sus dimensiones reales. Pero al mismo tiempo hace que el sol caiga a plomo sobre la vía al no tener ninguna sombra, salvo los modestos intentos de los edificios próximos y varios árboles en el interior del colegio Sierra de Gredos.

Y aunque en el proyecto está previsto plantar árboles para recuperar la sombra perdida, tardará su tiempo. Una circunstancia que ha llevado a una vecina, Sara Soria, responsable del bar El Duende, a empezar a moverse para proponer al Ayuntamiento la instalación de lonas entre las viviendas y el colegio para mitigar el calor. Pero también para que sirvan como reclamo para atraer visitantes, como ocurre en otras poblaciones que lo han hecho.

De ahí la solicitud que ha presentado, acompañada, incluso, del modelo que le gustaría que se pusiera, 'copiado' de un parque de Jaraíz de la Vera, ligero, manejable y de vivos colores.

sara

Una idea que ha compartido con la propietaria del otro bar que existe en la acera, El Museo del Jamón, igualmente perjudicado por las obras, que han obligado a llevar sus terrazas a calles laterales, con menor presencia de clientes, si bien ambas entienden que son necesarias para mejorar la avenida.

Van a recoger firmas

Su intención es recoger firmas entre los vecinos y entre quienes pasan por la vía con frecuencia para que su petición ante el equipo de gobierno tenga más fuerza, al ser una iniciativa que apoyan numerosos ciudadanos.

Incluso ya se lo ha avanzado a un concejal, que le ha dicho que se van a colocar lonas en la calle peatonal y que en la avenida del Magisterio irán árboles. Ahí Sara asegura que los árboles están muy bien y son necesarios, pero que hasta que den sombra hace falta algo que proteja del sol y más con las temperaturas que se están alcanzando este verano y que parece se repetirán cada vez más en el futuro.