Asistentes al acto / P. R.

El Hogar Extremeño propicia el encuentro de los Niños del Salto de Torrejón después de tres años

Los asistentes recordaron a su maestro, don Miguel Molina, fallecido en 2019

REDACCIÓN

El Hogar Extremeño de Madrid abrió sus puertas días atrás para recibir a los conocidos como Niños del Salto de Torrejón. La junta directiva se volcó para que el encuentro fuese entrañable ofreciendo su sede, en la que los asistentes disfrutaron de una comida y una posterior charla y entrega de diplomas. Los presentes agradecieron al Hogar su gesto.

Según explican desde el Hogar, el encuentro fue muy emotivo, ya que los 'niños', residentes en varias provincias, llevaban tres años sin poder reunirse a consecuencia de la pandemia.

En el acto recordaron a su maestro, Don Miguel Molina Cabrera, fallecido en 2019. Su hijo Ernesto, acompañado de su esposa y de sus hijos, asistió al encuentro.

Tras la comida, se escucharon los versos del poeta moralo Eladio Sanjuán y de la vicepresidenta del Hogar, Pilar Rubio, que fue la conductora junto a Goyo Martín. También se repartieron diplomas y unos cuadros con el emblema del Salto de Torrejón realizados por Fernando Rodríguez.

Bien entrada la tarde, los presentes se despidieron con la ilusión de «repetir el encuentro y con la idea de que juntos hacemos crecer a Extremadura».