Control de la Guardia Civil en la autovía / HOY

La Guardia Civil pone a disposición judicial al conductor de un camión que circulaba con una tasa de alcohol 10 veces superior a la permitida

Una patrulla del Destacamento de Tráfico de Navalmoral recibió aviso de que un vehículo de gran tonelaje circulaba por la A-5 de forma anómala

REDACCIÓN

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Subsector de Tráfico de Cáceres, han interceptado y puesto a disposición judicial al conductor de un camión que presentaba síntomas evidentes de ir conduciendo bajo los efectos de bebidas alcohólicas. Realizadas las pruebas correspondientes, superaba con creces la tasa máxima permitida.

Según detalla la propia Guardia Civil, la actuación tuvo lugar sobre las 14:10 horas del domingo, cuando una patrulla del Destacamento de Tráfico de Navalmoral recibió aviso de la Central COTA comunicando que un camión de gran tonelaje circulaba por la autovía A-5 conduciendo de forma anómala. Tras interceptar y detener al vehículo, los agentes observaron que el conductor presentaba una sintomatología evidente de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Por ello, fue sometido a las correspondientes pruebas de alcoholemia, arrojando un resultado de 1.11 mg/l. en la primera de las pruebas y de 1.16 mg/l. en la segunda, siendo la tasa reglamentaria de 0,15 mg/l para este tipo de conductores. Es decir, que presentó una tasa 10 veces superior a la máxima permitida en la segunda de las pruebas realizadas.

Las diligencias practicadas por los agentes fueron remitidas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Trujillo por la supuesta comisión de un delito contra la seguridad vial al conducir un vehículo a motor con tasas superiores a las reglamentariamente establecidas. El infractor puede ser castigado con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. Y, en cualquier caso, con privación del derecho a conducir vehículos a motor entre 1 y 4 años.