Borrar
Vista aérea de la central nuclear de Almaraz HOY
El Gobierno da el primer paso para desmantelar la central nuclear de Almaraz

El Gobierno da el primer paso para desmantelar la central nuclear de Almaraz

Enresa licita el contrato para los servicios de ingeniería que se deben realizar durante el proceso, por un importe de 28 millones de euros

Redacción

Viernes, 28 de junio 2024, 00:03

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un nuevo paso hacia el apagón de la central nuclear de Almaraz. Enresa (Empresa Nacional de Residuos Radiactivos) ha licitado los servicios de ingeniería para el desmantelamiento de la planta.

El contrato tiene un valor de 28 millones de euros, con impuestos incluidos, y un plazo de ejecución de cinco años. Los trabajos que se requieren, como se puede leer en la Plataforma de Contratación del Sector Público, son «realizar los estudios y la ingeniería de diseño, especificaciones y proyectos de obra y la preparación de la documentación para la autorización del desmantelamiento de la CN Almaraz».

Es decir, el proceso para apagar de manera definitiva la instalación nuclear continúa avanzando y si se cumple el calendario previsto, la Unidad I dejará de funcionar en noviembre del 2027 y la II en octubre de 2028.

Esas fechas fueron las firmadas dentro de la propuesta de cierre de las plantas nucleares españolas entre el Gobierno y las compañías propietarias de esas instalaciones en 2019. El acuerdo fue una clausura progresiva entre 2027 y 2035.

El anuncio de la licitación del contrato para los servicios de ingeniería no es el primer hito hacia el cese de la actividad en la central de Almaraz. Hace varios meses que un equipo de trabajo, formado por dos personas, está dedicado a la transición de activos.

Esa denominación se debe a que, para completar el apagón de las instalaciones, sus dueños (Iberdrola, Endesa y Naturgy) deberán cederlas a Enresa, que es la entidad que se encargará del desmantelamiento. Este es el motivo por el que la adjudicataria del contrato licitado sobre los servicios de ingeniería es Enresa.

Dudas

Pese a la rúbrica del acuerdo con el Gobierno, las compañías propietarias de las centrales (las mismas tres empresas de Almaraz, básicamente) han mostrado una postura algo ambigua ante la posibilidad de alargar la vida útil de las instalaciones.

En este sentido, el proceso de apagado de la nuclear extremeña genera gran interés debido a que es la primera en el calendario.

Desde el Ministerio para la Transición Ecológica nunca ha habido dudas al respecto y Teresa Ribera, responsable de la cartera, ha mencionado en diversas ocasiones que se cumplirá lo pactado y que España abandonará la energía nuclear en 2035 cuando se apague la central de Cofrentes (Valencia).

Sin embargo, esta misma semana, en el debate sobre el estado de la región, la presidenta extremeña, María Guardiola, se posicionó claramente en contra del cierre de la central de Almaraz, del que dijo que es «una medida injusta y ofensiva hacia una región que es líder en energía».

No se quedó ahí, sino que asumió como un objetivo de su Gobierno que las instalaciones nucleares se mantengan en funcionamiento: «Tenemos un reto y ese reto es Almaraz. Repito: nuestro reto es Almaraz. Hay que luchar por esos puestos de trabajo», declaró Guardiola.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios