Borrar
Rubin Stein dirige en una escena a Milena Smit HOY
«'Tin&Tina' tiene suspense, drama, terror y un cierto humor negro»

«'Tin&Tina' tiene suspense, drama, terror y un cierto humor negro»

El cineasta moralo Rubin Stein ha estrenado en Netflix, con muy buena acogida, su primer largometraje

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 29 de mayo 2023, 23:47

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El director moralo Rubin Stein estrenó a finales de abril en cines de toda España su primer largometraje, 'Tin&Tina', basado en un corto que realizó hace una década y que sorprendió a la crítica y a los organizadores de festivales nacionales e internacionales, en los que recibió más de 30 premios.

–¿Cómo surge la idea?

–La idea original del cortometraje se basaba en un episodio de mi infancia: mi abuela, muy católica, me guio por el proceso de búsqueda de un sentimiento religioso. Sin embargo, leer la Biblia me resultaba aterrador. Esas historias de santos, apóstoles, ángeles, demonios, milagros, pecados, penitencias, muertes y resurrecciones desataban en mí pensamientos e imágenes turbadoras. De esta manera, a pesar de sus buenas intenciones, sentía que estaba ante un material inflamable. Y es que la libre interpretación de los textos sagrados puede dar origen a fanatismos religiosos y al terrorismo en su definición más pura: dominación por medio del terror.

–¿Imaginó que después del cortometraje podría llegar una película o era algo que tenía en mente desde el principio?

–Cuando hice el corto no tenía en mente que pudiera convertirse en algo más grande. Pretendía, simplemente, hacer un misterioso cuento atemporal en blanco y negro que diese comienzo a la trilogía de cortometrajes 'Luz & Oscuridad' (junto con 'Nerón' y 'Bailaora') para reflexionar sobre los límites entre el bien y el mal. Sin embargo, a medida que se proyectaba en festivales de diferentes países, culturas y espectadores, había una reacción común que, poco a poco, se convirtió en habitual en el público: querían saber más de esos dos niños tan peculiares, de su familia, de su estricta educación católica, de su forma de comprender el mundo tan inocente como cruel... Y la respuesta es la película.

–Algunos temas que trata son la infancia, la familia, la religión o los límites del bien y del mal...

–Estos temas que nos rodean en el día a día son tan fascinantes como complejos. Creo que una película es más interesante cuando es abogada del diablo de sí misma. Esto es, cuando ofrece preguntas –narrativas y morales– que hacen dudar al espectador sobre la respuesta más certera.

–La película tiene suspense, terror y cierto humor negro, ¿cómo se combinan estos géneros?

–'Tin&Tina' es, en su esencia, una película de misterio, con elementos de suspense, drama, terror y humor negro. Si por algo nos caracterizamos los españoles es por nuestro sentido del humor tan castizo. Me encantan las películas que experimentan, que juegan, que te sorprenden a cada paso y te llevan a lugares que no esperabas.

–¿Cómo ha sido rodar con Milena Smit y Jaime Lorente, los protagonistas?

–Además de ser unas personas generosas y divertidas, son unos magníficos profesionales. Desde el primer momento comprendieron mi forma de trabajar, que no es otra que la de la búsqueda constante. Y buscar juntos ha sido un proceso muy enriquecedor. Y, pese a tener dos sensibilidades y estilos muy diferentes, ambos supieron encontrar no sólo el camino para dotar a sus personajes de matices y complejidad, sino también la manera de complementarse el uno al otro.

–Hay escenas muy impactantes, por lo macabras, interpretadas por los niños. ¿Cómo se trabaja para que no suponga un trauma para ellos?

–Siempre desde el juego. El cine no es otra cosa que un juego, un truco de magia. Una mentira que nuestra mente convierte en verdad. Es más, cuando éramos pequeños y jugábamos con los muñecos representando historias, estábamos, sin saberlo, haciendo cine, donde nuestros ojos eran la cámara y nuestra memoria el celuloide que después podíamos reproducir una y otra vez...

–En la película, ambientada en los años 80, aparecen personajes icónicos de esa época, como Teresa Rabal o Chelo Vivares, ¿es algo casual o la intención era incluirlos desde el principio?

–Es una idea que surgió durante el proceso de casting. Nos parecía que si teníamos una historia ambientada a principios de los 80, donde la televisión era un personaje más, rodear a nuestros protagonistas de unos secundarios que hubieran sido actores y actrices en esa época, y además para un público infantil, iba a impregnar la película de verdad. Por otra parte, no puedo negar la nostálgica emoción que nos producía la posibilidad de trabajar con artistas que, siendo niños, habíamos visto en programas míticos como 'Un, Dos, Tres', 'La bola de cristal' o 'Barrio Sésamo'.

–Por último, el cortometraje 'Tin&Tina' se incluye dentro de la trilogía 'Luz & Oscuridad'. ¿Llevará a la gran pantalla alguno de los otros dos cortos?

–Lo que ocurrió con 'Tin&Tina' es algo que también sucedió con los otros dos cortos: durante el periplo de festivales, diferentes espectadores de diferentes países me manifestaron sus ganas de más. Y es cierto que tanto 'Nerón' como 'Bailaora' poseen unos ingredientes que podrían ser expandidos hacia largometrajes. De momento no los he desarrollado pero... nunca digas nunca.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios