Borrar
José Antonio con algunos de sus trabajadores EGR
«Sin tabaco, apenas habría agricultura en la zona», afirma José Antonio Prieto

«Sin tabaco, apenas habría agricultura en la zona», afirma José Antonio Prieto

«Si no fuera por los trabajadores marroquíes no podríamos sacar adelante la producción», añade

Eloy García

Sábado, 1 de junio 2024, 19:11

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

A sus 51 años y tras toda una vida dedicada al sector agrícola, asegura que lo suyo es pasión, a pesar de «las pegas que nos ponen y los palos en las ruedas que nos van metiendo».

-Es nieto e hijo de agricultores…

-Así es. Mis abuelos ya cultivaban en la desaparecida Talavera la Vieja, donde llegó el regadío en el año 1953. Eran jornaleros y entonces empezaron a plantar algodón, pimiento, tabaco negro,… Con la inundación del pueblo se vieron obligados a abandonarlo y se establecieron en Rosalejo, donde continuaron con esta actividad. Después mis padres y ahora yo.

-¿Siempre lo tuvo claro?

-Sí, lo tuve y lo tengo, lo mío es pasión. También a la hora de formarme, pues estudié Técnico Agrícola. Al acabar, coincidiendo con la jubilación de mis padres, empecé con la parte de la finca que me tocó y poco a poco fui ampliando, compaginándolo con jornales. Hasta hoy, que tengo 16 hectáreas de tabaco Virginia, con una producción de unos 60.000 kilos anuales, y una hectárea de estevia.

-Pero reconoce que el sector no atraviesa por su mejor momento…

-Sí. Podríamos estar hablando días enteros de la situación actual, pues son muchos los factores que intervienen. Pero por citar algunas de las muchas pegas, de los palos en las ruedas que nos van metiendo y de los problemas, citaré la falta de relevo generacional, porque este trabajo no es atractivo y los jóvenes prefieren otros, sin depender de unos meses de jornales al año. También la falta de mano de obra, que no hay. De hecho, si no fuera por los trabajadores marroquíes no podríamos sacar adelante la producción. Como no hablar también de la burocracia, el cambio climático que lo estamos notando, etcétera, etcétera...

-Volviendo con sus actuales cultivos… ¿Cómo surgió la estevia?

-Siempre me ha gustado probar con otros cultivos, experimentar,… Hasta ahora lo he hecho también con flores, cáñamo experimental, maíz,… y hasta ahora lo que mejor me ha funcionado ha sido la estevia, con la que ya llevo seis años. Surgió porque las condiciones son buenas, las tierras, y el agua. Tenemos una gran suerte de contar con el agua del pantano de Rosarito.

-Pero solo tiene una hectárea, menos que la anterior campaña. ¿Por qué?

-El año pasado tuve casi cuatro, porque me coincidió mejor con las tierras en rotación. Este año ha coincidido así, pero al siguiente puede que llegue a las cinco.

-¿Podría ser un sustituto al cultivo del tabaco?

-En esta zona, no. Ni la estevia ni nada, entre otras cosas por como están estructurados los terrenos. Sabemos que hay explotaciones de arándanos, de almendras, de pistachos,… pero aquí lo que tenemos son explotaciones muy pequeñas para lo que estos cultivos necesitan para ser viables. Muchos iluminados han venido con otros cultivos y al final… Debemos tener claro que si no fuera por el cultivo del tabaco, apenas habría agricultura en esta zona.

-Y el futuro… ¿Cómo lo ve?

-Pues, desgraciadamente creo que sin tabaco. Pero lo cierto es que hasta donde me alcanza la vista, no creo que haya futuro sin tabaco, también con el pimiento. Sobre todo el tabaco, porque sigue teniendo un peso específico muy importante en la riqueza de la zona. Sigue siendo el motor de nuestra economía.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios