Borrar
Coches eléctricos de batería de Litio/. F. P.
Estados Unidos amenaza las plantas de baterías previstas en España

Estados Unidos amenaza las plantas de baterías previstas en España

Según denuncian desde T&E el 79% de los proyectos -entre ellos el de Envision en Navalmoral- está en riesgo debido a una ley estadounidense que incentiva las iniciativas industriales verdes

C. M.

Martes, 7 de marzo 2023, 18:18

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Más de tres cuartas partes de la producción de baterías de iones de litio prevista en España corre el riesgo de retrasarse, reducirse o cancelarse, según han denunciado desde la organización ecologista T&E. Según su información, el 79% de los proyectos para producir baterías de iones de litio para vehículos eléctricos en España podrían peligrar debido al proteccionismo estadounidense, mediante la Ley de Reducción de la Inflación (IRA), que dota con 369.000 millones las iniciativas industriales verdes, entre ellas las factorías de este tipo.

«Las subvenciones de la Ley IRA son la principal amenaza para los planes de las gigafactorías, salvo que Europa ofrezca incentivos accesibles y agilice los permisos«, ha advertido la organización en un comunicado.

Según el análisis de T&E esta amenaza incluye a las plantas de la asiática Envision en Navalmoral de la Mata (Cáceres) y a la de Basquevolt en Vitoria, iniciativas «que aún no tienen asegurada una financiación suficiente», ha destacado la entidad.

Envision se quedó fuera de la primera línea de ayudas del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte VEC) debido a su falta de arraigo en España, sin embargo, manifestó su intención de seguir adelante con el proyecto.

También señaló su intención de presentarse a la segunda convocatoria de ayudas del Perte VEC, en la cual se flexibilizarán determinados aspectos, como el que supuso la exclusión del proyecto de la compañía en la primera ronda. Además, ya ha solicitado 115 millones de euros de los incentivos regionales que otorga el Estado para «fomentar la actividad empresarial» y orientar su localización hacia zonas previamente determinadas para paliar los desequilibrios interterritoriales.

En tanto, se prevé que el proyecto de Basquevolt comenzará la producción de celdas de batería en 2027 con el objetivo de alcanzar 10 gigavatios hora de capacidad. Esta iniciativa industrial requerirá de una inversión de 700 millones de euros y generará en torno a 800 empleos directos.

En este contexto, T&E solicita tanto «apoyo a nivel europeo con ayudas financieras para escalar la producción de baterías como procesos de aprobación más rápidos» para captar los proyectos que «corren el riesgo de recibir subvenciones estadounidenses».

«El informe considera que existe un riesgo medio para Envision, a la que todavía no se ha concedido financiación del Perte VEC. Basquevolt, cuya financiación está orientada principalmente a proyectos de investigación y parece insuficiente para la escala de producción necesaria para el proyecto, también tiene un riesgo medio«, ha señalado la organización.

Por otro lado, T&E ha resaltado que la posibilidad de que el proyecto de la eslovaca Inobat, que en estos momentos evalúa si ubicar su nueva gigafactoría de baterías en Valladolid o en una ciudad en Reino Unido, corre un «riesgo aún mayor» de no recalar finalmente en España.

Amenaza en Europa

Según el informe, en toda Europa está en peligro el 68% de los proyectos previstos de fabricación de baterías de iones de litio y, en concreto, una capacidad de producción de baterías equivalente a 18 millones de coches eléctricos (1,2 teravatios hora) «corre un riesgo alto o medio» de interrumpirse o perderse.

«Sin esta expansión, Europa no podrá satisfacer su demanda de baterías en 2030 y tendrá que importarlas de la competencia extranjera», ha opinado T&E, que ha evaluado las 50 gigafábricas anunciadas en el Viejo Continente en función de su financiación y permisos, de si se habían asegurado una ubicación y de los vínculos de las empresas con Estados Unidos.

«La fabricación de baterías en la UE se encuentra en una situación tremendamente delicada entre Estados Unidos y China. Europa debe actuar o arriesgarse a perderlo todo. Se necesita urgentemente una política industrial ecológica centrada en las baterías, con apoyo en toda la UE para aumentar su producción, con el fin de reaccionar ante las subvenciones estadounidenses y los años de dominio de China«, ha destacado el responsable de Electrificación de Coches de T&E, Carlos Rico.

Los coches eléctricos más baratos

En esa línea, la organización apunta que Alemania, Hungría, España, Italia y el Reino Unido son los países que «más pueden perder si los fabricantes de baterías cambian de planes».

Según su análisis, la planta de Tesla 'Giga Berlín' es la que corre mayor riesgo de sufrir retrasos en Europa, después de que anunciara que centrará la fabricación de celdas de baterías en Estados Unidos para aprovechar los incentivos de la Ley IRA.

«Existe un riesgo medio para la gigafactoría prevista por Northvolt en Heide (Alemania), ya que la empresa solo ha conseguido parte de la financiación y no ha iniciado la construcción. Además, el consejero delegado de Northvolt dijo el pasado octubre que podría retrasar la planta y priorizar la expansión en Estados Unidos«, ha añadido T&E.

De este modo, Rico ha opinado que la respuesta de Europa a la Ley IRA, que se prevé que se conocerá el 14 de marzo, deberá «replicar» su simplicidad y visibilidad a través de un fondo central accesible a todos los Estados miembros para dar prioridad a las cadenas de valor de las baterías, las energías renovables y las redes inteligentes.

«La UE no puede competir salvo que tenga una política industrial sólida que se centre en aumentar la producción y recompense los proyectos sostenibles desde el punto de vista medioambiental«, añadió.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios