Empieza a trabajar la gerente para dinamizar el comercio local

Noche en Blanco promovida por el comercio local /MAM
Noche en Blanco promovida por el comercio local / MAM

Se trata de Mariví Barrado, tras la renuncia de la primera candidata seleccionada, Ana Belén Esteban

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

El lunes se incorporó a su puesto la primera gerente para la dinamización del comercio que tiene Navalmoral, Mariví Barrado, tras la renuncia de la candidata seleccionada inicialmente, Ana Belén Esteban. Una plaza que financia la Junta de Extremadura en un 75% y el Ayuntamiento el 25% restante.

Los requisitos para optar a la plaza convocada eran ser titulado o tener Formación Profesional superior en empresariales, economía, dirección y administración de empresas, marketing e investigación de mercados, publicidad y relaciones públicas y comercio.

Se presentaron seis candidatos, haciéndose la selección mediante una fase de oposición y otra de méritos. La primera consistía en elaborar y defender un proyecto de dinamización y promoción del comercio local, con una valoración de hasta 20 puntos. La segunda era un concurso de méritos, con un máximo de 8 puntos entre la experiencia laboral y la formación recibida.

Una vez hecha la baremación la persona a contratar era Ana Belén Esteban, la técnico que tuvo la Federación Empresarial Cacereña durante varios años en la sede de Acapyme, si bien renunció al conseguir una plaza similar en Arjabor.

Esa renuncia ha supuesto la incorporación de la siguiente aspirante por puntuación, Mariví Barrado, con experiencia, entre otros campos, en escuelas taller.

Dos años de contrato

Desde el gobierno municipal se dijo en su día, al anunciar la convocatoria de la plaza, que «todo lo que se ha sembrado, como campañas de dinamización, plataformas digitales de venta o interlocución con las administraciones, debe acabar teniendo autonomía propia para que puedan prestar más servicios».

De ahí la contratación por parte del Ayuntamiento de ese perfil durante dos años, aunque la idea es que cuando termine ese periodo el comercio «pueda desempeñar esta tarea por sí mismo. Porque el comercio en Navalmoral tiene la entidad suficiente como para contar con una figura jurídica, colectiva y autónoma, que le haga más sencillo su día a día y defienda sus intereses».