Plantación localizada en Majadas de Tiétar / HOY

Desmantelada en Majadas de Tiétar una plantación de marihuana con casi 300 plantas y trampas ocultas

La Guardia Civil detiene al supuesto responsable, un hombre de 59 años, sorprendido mientras realizaba labores de cultivo de la droga

REDACCIÓN

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Equipo ROCA de Navalmoral, en colaboración con agentes del Área de Investigación y del Puesto Principal, han desmantelado una plantación con cerca de 300 plantas de marihuana, localizadas en una zona de difícil acceso de Majadas de Tiétar debido a la frondosidad de la vegetación. El supuesto autor ha sido identificado y detenido, tras ser sorprendido in fraganti realizando labores de mantenimiento de la citada plantación.

Según detalla la propia Guardia Civil en una nota de prensa, en el curso de las investigaciones desarrolladas por los agentes del Equipo ROCA, en la que se ha denominado como Operación TRAPPER, se obtuvieron indicios acerca de la existencia de una posible plantación de cannabis sativa (marihuana), en una zona de bosque ubicada en Majadas de Tiétar.

Durante las labores de investigación, los agentes localizaron casi 300 plantas de marihuana ocultas entre la vegetación, hallando también herramientas necesarias para el mantenimiento y conservación de las mismas.

Además, en los accesos a la plantación hallaron carteles intimidatorios y amenazantes. También fueron localizadas numerosas trampas artesanas, «colocadas y preparadas para lesionar a todo aquel que accediera a la plantación, resultando herido leve uno de los agentes tras pisar una tabla con clavos».

La actividad de los agentes, sigue diciendo el comunicado, permitió sorprender in fraganti al supuesto responsable del cultivo «mientras se encontraba inmerso en las labores de mantenimiento de las plantas». Tras ser identificado, se realizó un registro entre sus enseres, donde fueron hallados una tijera de podar, un cuchillo y un rotulador de color rojo, «similar al utilizado en los carteles encontrados en los accesos a la plantación».

500 kilos de marihuana

Finalizado el registro, se procedió a la destrucción de todas las plantas de marihuana, las cuales, tras su pesaje, arrojaron un peso bruto de 500 kilogramos, llevando a cabo la detención del supuesto autor de los hechos por un delito contra la salud pública por cultivo o elaboración de drogas, y otro delito de lesiones.

Estas actuaciones se enmarcan dentro de las investigaciones desarrolladas por los agentes de la Guardia Civil de Cáceres en prevención y erradicación del tráfico de drogas, que en esta ocasión se ha saldado con la detención de un hombre de 59 años y su puesta a disposición judicial, junto a las correspondientes diligencias, ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Navalmoral.