Borrar
Héctor con sus padres, Juanjo y Tamara HOY
El Moralo, solidario con el niño enfermo Héctor

El Moralo, solidario con el niño enfermo Héctor

El saque de honor ante el Coria lo hará su familia, que busca apoyo para visibilizar la lucha contra el 'Tay-Sachs', que tiene una esperanza de vida menor a 5 años

Marco A. Rodríguez

Viernes, 29 de marzo 2024, 20:42

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El fútbol tiene claroscuros, numerosas sombras pero también luces y cosas positivas, como poder relanzar actos que sirven para mejorar la sociedad.

En esas está un equipo de la Tercera RFEF extremeña, el Moralo, que va a colaborar en la lucha contra gigantes molinos que emprendió una familia desde que al pequeño Héctor se le diagnosticó una extraña enfermedad denominada 'Tay-Sachs', tan peligrosa que tiene una esperanza de vida que no alcanza los cinco años.

El club de Navalmoral quiere dar visibilidad al caso y en el encuentro de este domingo ante el Coria (municipal, 18.00) realizarán el saque de honor, según anunció este Jueves Santo en su redes sociales. U

Una acción que es necesaria con enfermedades de sobra conocidas, en apoyo con las asociaciones e instituciones que les hacen frente, pero mucho más con dolencias poco visibles al tener menos pacientes y casos. Sus padres, Juanjo y Tamara, de Casar de Cáceres, reclaman más investigación y medios porque está en juego algo muy serio, la supervivencia de su pequeño.

Enfermedad neurodegenerativa

Héctor Rincón Blanco convive a diario con esta enfermedad neurodegenerativa, producida por la mutación de un gen procedente de la madre o del padre y que padecen una de cada 320.000 personas. El Tay-Sachs se clasifica en tres tipos, dependiendo de la edad de inicio: infantil, juvenil e inicio tardío o adulto.

Héctor tiene el tipo infantil, el más grave, que le hace perder poco a poco habilidades aprendidas en la niñez o a sufrir convulsiones y pérdida de funciones musculares y mentales. Por ejemplo, un acto tan sencillo aparentemente para un niño como es gatear, podría no ser capaz de hacerlo; o le producirá sordera, ceguera o problemas de atragantamiento.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios