Fútbol, Tercera División

El Moralo renueva a Miguel López tras lesionarse de gravedad

Miguel está disgustado por la lesión, pero también muy agradecido por el gesto /Macama
Miguel está disgustado por la lesión, pero también muy agradecido por el gesto / Macama

Estará entre cuatro y cinco meses de baja por la rotura del tendón del recto anterior del cuádriceps de su pierna izquierda

MIGUEL CAMACHO

En cuanto se ha conocido con exactitud la grave lesión del guardameta Miguel López, con la que ha dicho adiós a la temporada, su club, el Moralo, no ha tardado en ponerse manos a la obra.

Primero, sin dudar, para renovar al jugador de cara a la próxima campaña y después para buscar un sustituto que cubra su ausencia y acompañe al otro cancerbero, Diego Pedraza, en el último y decisivo tramo que falta por disputarse.

Conseguida su continuidad, el club que preside Horacio López baraja ya varias opciones para fichar a otro cancerbero. Miguel no estará disponible hasta la pretemporada del próximo verano, ya que su recuperación le mantendrá entre 4 y 5 meses de baja. Restan nueve jornadas de liga, dos meses de competición, que podrían incrementarse si el equipo de Navalmoral se clasifica para la fase de ascenso a Segunda B, y la plantilla debe reforzarse con garantías para cumplir los objetivos. Pronto, en unos días, la nueva incorporación estará a las órdenes de Diego Merino.

Se lesionó en Azuaga

El arquero se produjo la fatídica lesión en los primeros minutos del partido que disputaba en Azuaga en la jornada 23 a comienzos de febrero. Sin haber podido entrenar con normalidad desde entonces ni defender de nuevo la portería no sólo por no encontrar mejoría sino empeorar de sus molestias, se confirmó el peor diagnóstico esta semana tras la realización de una resonancia magnética. Sufre rotura del tendón del recto anterior del cuádriceps de su pierna izquierda.

«Estoy hundido», confiesa abatido el portero, que ni la renovación le consuela. «Agradezco el gesto del club porque me permitirá poder ayudar al equipo el año que viene, pero es un palo muy grande perderme éste», añade.

Miguel López, que es probable que sea intervenido la próxima semana, se ha despedido de la temporada sin haber recibido un solo gol en los últimos seis partidos y medio que jugó. Todo un aval de gran guardameta que el Moralo no ha querido pasar por alto para poner los cimientos de la futura plantilla.