Tercera División, fase de ascenso

El Moralo se la juega en Barcelona

El Moralo se la juega en Barcelona

El conjunto de Diego Merino cuenta con la ventaja de haber mantenido la portería a cero ante el Horta en la ida

MIGUEL CAMACHO

Solo puede quedar uno. El Moralo rinde visita en la tarde del sábado al Horta, que no ha perdido en casa esta temporada, con el propósito de dar la campanada y pasar a la siguiente eliminatoria de ascenso. Al equipo de Navalmoral le vale cualquier empate con goles después del 0-0 que reflejó el choque de ida.

La empresa se antoja difícil por la entidad del rival y tener que decidir la clasificación en su campo, pero los verdes confían en sí mismos y en sus posibilidades.

«Somos optimistas, aunque sabemos que nos enfrentamos a un gran equipo que ha sido el mejor de su grupo en la segunda vuelta. Una de sus virtudes es que con balón es muy bueno, te somete y domina, pero creo que hicimos una gran segunda parte en casa, donde tenemos que reflejarnos, para confiar», asegura su técnico Diego Merino.

Si el partido se da como en el primero que se vieron las caras parece que estará muy igualado y que podría resolverse por detalles. En ese sentido el míster de los moralos lo tiene claro: «Habrá momentos de todo tipo, pero la eliminatoria está abierta. Hay que saber esperar nuestro momento y adaptarnos a las situaciones que se vayan produciendo».

El contexto de partido y de rival tampoco les genera ninguna duda a los de Navalmoral, «aunque matizaremos alguna disposición con respecto a la ida porque ahora será diferente. Nuestra idea es hacer un partido largo, pero todo eso puede cambiar en cualquier momento. Lo afrontamos convencidos, con mucha ilusión, siendo ambiciosos y no conformistas. Hay que evitar que nos hagan daño con balón y a partir de ahí intentar encontrar nuestras ventajas», añade Merino.

El Moralo ha competido bien en escenarios y ante contrarios tan exigentes como el Horta a lo largo de la campaña, por lo que espera dar buena imagen y seguir haciendo historia logrando el pase a la siguiente fase. La plantilla está disponible al completo.

La sede, en Calella

La expedición morala partió la madrugada del jueves al viernes para pasarla durmiendo en el autobús con destino a Calella. A algo más de 50 kilómetros de Barcelona es donde ha fijado su cuartel general, donde también se hospedarán el sábado el medio centenar de sus aficionados desplazados para animar al equipo.

También se espera que un buen número de extremeños residentes en Cataluña asistan al encuentro.