Fútbol, Tercera División

El Moralo termina tercero con 80 puntos, los mismos que el segundo, el Cacereño

El Moralo termina tercero con 80 puntos, los mismos que el segundo, el Cacereño

En el último partido de la temporada regular venció con comodidad al Arroyo, 2-0

MIGUEL CAMACHO

Al final no hubo sorpresa para el Moralo, que ganó su partido esperando el tropiezo del Cacereño, y no se produjo. Acarició el subcampeonato, no obstante, al descanso porque los marcadores de ambos partidos le beneficiaban pero en la segunda mitad se resignó con los goles en Cáceres. El equipo de Diego Merino acaba en la tercera plaza con los mismos puntos, 80, que el de Adolfo Muñoz y espera en el sorteo un tercero como rival para el choque de la primera eliminatoria de ascenso a Segunda B.

El encuentro frente al Arroyo tuvo dos caras bien distintas, aunque en el cómputo global los verdes fueron superiores para dominar el juego. Marcar pronto les ayudó porque jugaron con más soltura para intentar encontrar los huecos en la zaga blanquiazul. Los segundos 45 minutos sobraron. Moralos y arroyanos desearon acabar sin incidencia, como el propio colegiado que no mostró ninguna cartulina para realizar un impecable arbitraje. Las sustituciones y el poco ritmo de unos y otros apagó el juego.

A pesar del arreón inicial de los visitantes, los de Navalmoral se hicieron con el control poco a poco. Un balón sobre el área de Jiménez lo tocó antes Paco Tomás que un defensor cuando iba a despejar y el penalti sirvió para abrir el marcador. Rubén Rivera, desde los once metros, no perdonó y aunque el guardameta adivinó la intención los locales se pusieron 1-0.

El gol les dio tranquilidad, aunque siguieron insistiendo siendo fuertes atrás y buscando la velocidad, sobre todo, de Caramelo por la izquierda. Así llegó el 2-0. Jugadón del salmantino por la banda para controlar e irse en carrera, pisar el área y ceder a placer a Paco Tomás para marcar en boca de gol. En media hora el Moralo estaba cumpliendo el guión a rajatabla. Pero el Arroyo no se rindió y continuó intentándolo con criterio. Su ocasión más clara la protagonizó Javi González tras una acción bien llevada por el ataque derecho. Su disparo dentro del área lo repelió el palo. A balón parado también generaron peligro los arroyanos en los últimos instantes, aunque sin puntería.

En la segunda mitad apenas hubo acercamientos que comprometieran de verdad a los cancerberos. El Moralo trenzaba jugadas pero con poca mordiente, mientras que el Arroyo se echó para delante y procuró poner en más apuros al rival. Un lanzamiento de falta directa obligó a Pedraza a despejar por bajo a córner en el lance más destacado de los preparados por Miguel Ángel Ávila en el segundo acto y ya cumplido su ecuador de largo.

La réplica la tuvo Pinilla con un cabezazo que desvió el palo tras un buen pase desde la derecha. De ahí al final siguieron los ataques ineficaces de ambos conjuntos. El técnico local no echó mano ni de su timonel Sergio Gómez ni de su goleador Valentín. No le hizo falta para ganar con merecimiento y esperar la llegada de lo bueno de la temporada.

Ficha técnica

Moralo CP: Pedraza; Yoni, Julio Rodao, Suso, Iván Sánchez, Del Castillo, Sergio Alonso (Nombela, min. 70), Álex González, Rubén Rivera, Caramelo (Pinilla, min. 66) y Paco Tomás, (Lolo, min. 59).

Arroyo CP: Jiménez; Ángel, Juanjo Polo, Dani (Carlos Pérez, min. 68), Álex Melli, Alberto Núñez, Chipu (Javi Durán, min. 59), Asier (Barri, min. 59), Javi González, Víctor Guerra y Javi Martín.

Goles: 1-0: Rubén Rivera, de penalti, min. 12. 2-0: Paco Tomás, min. 30.

Árbitro: Cordón Valladares. No amonestó a ningún jugador.

Incidencias: Unos 600 espectadores en el municipal de deportes. La directiva local homenajeó a sus antecesores en vida.