Alegría entre los jugadores visitantes tras conseguir la victoria / José Manuel Romero

El Moralo cortocircuita al Mérida y sigue adelante en la Copa Federación

Los de Miguel Rubio se clasifican para los cuartos de final tras doblegar en el Romano a un mal conjunto emeritense, 0-2

R. P.

El Mérida se ha caído en una semana. ¡Pero de una altura considerable! Hace siete días, tras eliminar al Numancia en Los Pajaritos, los de Juan García se relamían en su mejor momento de la temporada, tanto por resultados como por imagen. Y siete días después, sin embargo, anda desesperado, incapaz de hacerle un gol ni al Coria ni al Moralo ante su gente, que el miércoles se cansó y despidió al equipo con pitos.

Es verdad que el Mérida falló en el tramo final del encuentro lo que no está ni en los escritos... pero llegó medio vivo a esos últimos minutos gracias a su guardameta Adriá Rojas, que desbarató hasta tres mano a mano clarísimos del Moralo cuando en el marcador ya campaba el 0-2.

El Moralo, que tiró de rotaciones, se marcó el partido de la temporada en el Romano. Siempre tuvo las ideas y el juego muchos más claros que su rival, y cuando olió sangre se tiró al cuello de los emeritenses. Por eso su pase a los cuartos de final de la Copa Federación fue justo. Ahora los de Miguel Rubio se jugarán, dentro de dos semanas en Guijuelo, también un equipo de Tercera Federación, su clasificación para las semifinales del torneo y, por tanto, un billete para la Copa del Rey de la presente temporada.

También es cierto que el Mérida se lo puso facilísimo. No tiene explicación, más allá del número escandaloso de lesiones, el partido que se marcó el equipo emeritense desde el primer minuto de la eliminatoria. De hecho, las sensaciones fueron de más a menos. En cuanto se vio por detrás en el marcador, otra vez apareció la ansiedad en el juego, que llevó a la presión, y ésta a la desesperación. Más que de fútbol, lo del Mérida fue mental. Tenía tantas ganas de marcar y de ganar, que las prisas le perjudicaron en casi todas las acciones del partido. Hace una semana, ese depósito de confianza estaba lleno y anoche acabó vacío.

De hecho, ya entró mal desde el calentamiento. David Rocha se lesionó en él y tuvo que sustituirle en el 'once' inicial Álvaro Ramón. Un Álvaro Ramón que, encima, acabó siendo sustituido a la media hora de partido al sufrir otra lesión. A las siete bajas de la previa se le sumaron otras dos, y ya son nueve lesionados en una plantilla de 18 jugadores de campo.

Dos goles en 15 minutos

Y empezó mejor el Mérida. Con tres disparos claros desde dentro del área que rebotaron en defensores verdes antes de coger puerta. Pero a la primera contra que lanzó el Moralo se derrumbó la confianza y la moral de los emeritenses. Adriá Rojas envió a córner el disparo de Jaime Corchado, que chutó solo desde dentro del área, y de ese córner llegaría el tanto de Buben. Cabeceó un jugador visitante al palo y el rechace, como hace tres días el Coria, lo recogió Buben solito en área pequeña para empujar el 0-1.

Y quince minutos después, en otro córner mal defendido por los locales, que acabó infantilmente no siendo despejado, Andoni empujaba solo en el segundo palo, a placer, el 0-2 que parecía definitivo. Parecía, decimos, porque el Mérida no tiraba a puerta. De hecho, el primer disparo entre los tres palos de los emeritenses fue en el 87' de partido, merced a un cabezazo de Lolo Plá que fue mansamente a las manos de Kike Reguero. Tras ese 0-2, la grada le dio la espalda al equipo, que se derrumbó por completo.

Tras el descanso, el Mérida tiró al menos del amor propio que le faltó en la primera mitad, pero ya se puede tirar tres días jugando en el Romano que no le marca ni al arco de Trajano. Se fue tan arriba, que el Moralo encontró cuantos espacios quiso para haber matado la eliminatoria, pero falló varias ocasiones claras en las botas de Buben, Fran Segura y David López. No hizo falta más para cortocircuitar a un Mérida que ha encendido las alarmas.

Ficha técnica

Mérida AD: Adriá Rojas; Mario Robles, Bonaque, Ebuka; Guille Perero, Álvaro Ramón (Johan Montes, 30') (Higor Rocha, 60'), César García (Roberto Fernández, 46'), Artiles, Carmelo Merenciano; Aitor Pons y Lolo Plá.

Moralo CP: Kike Reguero; Genis, Encabo, Andoni (Suso, 57'), Juanan; Fran Segura, Roberto, Jaime Corchado (David López, 57'), Juanpe (Silva, 90'); Buben (Osman, 77') y Christian Beltrán (Rubén Carrasco, 77').

Goles: 0-1, min. 15: Buben. 0-2, min. 29: Andoni.

Árbitro: Maté Rincón, del colegio castellano leonés. Amonestó a los locales Artiles y Mario Robles y a los visitantes Christian Beltrán y David López.

Incidencias: Unos 1.350 espectadores en el estadio Romano José Fouto. Césped en las mismas condiciones de siempre.