El Moralo anunciará esta semana el nombre de su nuevo entrenador

Diego Merino quiere afrontar nuevos retos /Macama
Diego Merino quiere afrontar nuevos retos / Macama

Diego Merino deja el listón alto tras devolver al equipo a una fase de ascenso, en la que ha hecho un papel muy notable

MIGUEL CAMACHO

Con contrato en vigor y de mutuo acuerdo, Diego Merino deja de ser el entrenador del Moralo CP. Casi sin digerir aún la eliminación de la fase de ascenso a Segunda B, tanto el club como el cuerpo técnico se pusieron manos a la obra para planificar la próxima temporada. Pero lo hará cada uno por su lado.

El preparador emeritense considera que ha cumplido una etapa en Navalmoral, corta pero muy intensa, y se dispone a afrontar otra con nuevos retos, posiblemente mayores. Ofertas no le faltan a Merino después de haber devuelto al Moralo a una promoción de ascenso a la categoría de bronce tras codearse en la liga con los poderosos Mérida, campeón, y Cacereño, con quien acabó empatado a puntos en la tercera plaza. Objetivo cumplido sobradamente, encumbrado además por un playoff notable.

«Todos nos hemos vaciado para llevar el nombre de este club a lo más alto, y tras un año de mucho trabajo siento que necesito nuevos retos y renovar mis ilusiones», señala en un afectivo comunicado el entrenador, además de agradecer al presidente Horacio López, a su directiva, a la afición y por supuesto a la plantilla «que nos ha hecho soñar a todos y de la que no puedo sentirme más orgulloso».

El club respondió con gratitud sin olvidar a su equipo de trabajo, Héctor Carrión y Jorge Gómez, entre otros, aventurando además que «algún día nos acordaremos de que compartimos un año cuando estés donde mereces».

Diego Merino deja al seguidor moralo cargado de revitalizada ilusión. También expectante a la espera de su sustituto, que se anunciará probablemente el lunes. Un técnico experimentado y conocedor del grupo extremeño con el que continuar la línea exitosa.