Borrar
Óliver Torres con su padre en Navalmoral días antes de volar a México HOY
«Con 29 años y contrato cumplido, me apetecía ir a otro continente», dice Óliver Torres

«Con 29 años y contrato cumplido, me apetecía ir a otro continente», dice Óliver Torres

El futbolista moralo cierra una etapa de cinco años en el Sevilla y se incorpora al Monterrey mejicano

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Martes, 2 de julio 2024, 00:03

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El jugador moralo Óliver Torres voló el domingo a México para incorporarse a su nuevo equipo, el Monterrey, tras dar por finalizada su etapa en el Sevilla. HOY aprovechó su estancia en Navalmoral, para despedirse de sus familiares, para recoger sus impresiones.

-¿Por qué este equipo y en este momento?

-El Monterrey es un equipo potente de México, que además va a jugar el Mundial de clubes, lo que es un estímulo para un jugador de élite.

-De hecho ya hubo un contacto anterior con los Rayados, como se conoce a su nuevo club…

-Sí, el verano pasado hubo conversaciones, pero no era el momento. No concebía irme lejos de casa y además aún tenía un año de contrato con el Sevilla. Ahora las circunstancias son distintas, con 29 años y contrato cumplido me apetecía cruzar el charco e ir a otro continente, seguir mi camino en uno de los mejores sitios.

-El Sevilla es una etapa cerrada tras cinco años, ¿te ofrecieron renovar o ya no te apetecía?

-El contrato vencía y la entidad afronta un proceso de renovación, lo que suele implicar un rejuvenecimiento de plantilla. Creo que para las dos partes es beneficioso el cambio. Les guardo mucho cariño al club y a la ciudad, ellos también a mí. Además necesitaba un cambio vital y creo que expandir fronteras lejos de Europa será beneficioso al ofrecerme otras posibilidades.

-Así sigues acumulando experiencias y quizá títulos a un palmarés impresionante…

-Por suerte he podido ganar títulos allí donde he estado. Por eso me voy a uno de los equipos más fuertes de México, junto con el América, y seguir optando a ganar trofeos que añadir a los ya logrados en Atlético de Madrid, Oporto o Sevilla. Siempre intento dar un buen nivel competitivo, aunque me suponga huir de lo cómodo, como por ejemplo ir a Arabia, que me habían ofrecido, igual que Grecia, Italia o Alemania. Pero me apetecía mucho hacer este cambio.

-Creo que además tienes un buen 'socio' con Canales…

-Sí, Sergio me está ayudando a buscar casa, coche, etc y Tecatito, ex de Oporto y Sevilla y amigo personal, también, por lo que son un factor importante a la hora de tomar la decisión.

-Canales ha sido bético y tú sevillista...

-Nos turnaremos las casas para ver los derbis, ja, ja ja.

-¿A qué equivaldría en España el Rayados?

-Podría equivaler deportivamente al Barcelona por ser el segundo en títulos del país, siempre optando a ser campeón en trofeos nacionales e internacionales. La ciudad de Monterrey es muy industrial, situada al norte, muy cerca de Estados Unidos, con mucha seguridad y buena fama de nivel de vida y nivel deportivo. Creo que el estadio BBVA, con capacidad para 55.000 espectadores y muy moderno, será el mejor en el que haya jugado.

-¿Qué calendario te espera a partir de ahora?

-Alli empiezan la liga el 8 de julio, pero yo no he podido viajar antes por un tema legal de mi contrato, que acababa el 30 de junio, por lo que me incorporo el día 1. Cuando acabó la temporada me operé del hombro y estoy en el tramo final de mi recuperación. Lo hice así porque pensaba que empezaría la temporada a mitad de agosto, que es cuando comienzan las ligas europeas, pero allí se adelanta un poco pues se pelea dos veces por ser campeones, Apertura y Clausura, que sería como la ida y la vuelta más un partido de campeón de campeones. Luego tenemos otro torneo contra equipos de Estados Unidos, llamado League Cup, y por último está su propia Champions, que es el torneo de CONCACAF. Todos los torneos que jugamos aspiramos a ser campeones y tengo muchísimas ganas de empezar, pues Canales me ha hablado muy bien del sistema de torneo, de la afición, del espectáculo, del ambiente, de la pasión que invade la ciudad en cuanto al fútbol. La gente ruge en el estadio, lo vive con mucho sentimiento.

-Habrás visto a jugadores, entrenadores, la plantilla, al margen de los ya conocidos...

-Sí, he estado en contacto con el cuerpo técnico, con los analistas, que me han enviado vídeos de los entrenamientos, de los partidos, de cómo quieren que jueguen los mediocentros. Han estado muy pendientes de mí para que la adaptación, cuando llegue, sea lo más rápida posible y que desde antes de llegar ya me sienta parte del equipo. Eso habla muy bien de ellos...

-Y de su infraestructura como club, ¿verdad?

-Sobre todo eso. Se ve un organigrama perfecto, donde cada uno tiene su función, sea el doctor, el cuerpo técnico, gente de la directiva, el presidente... El factor humano ha sido algo diferencial para tomar la decisión.

-¿Y el entrenador?

-Es Fernando Ortiz, es argentino y joven, con mucha ambición, con una propuesta de juego muy ofensiva, muy dinámica, que encaja a la perfección con mi estilo. Cuando he hablado con él me ha transmitido sus ganas e ilusión por tenerme en la plantilla e intentar sacar lo mejor de mi.

-¿Y la familia que ha dicho?, porque cada vez se va más lejos…

-Al principio con pena, por la distancia, pero cuando ven a su hijo feliz en esta nueva etapa ellos también tienen su felicidad. Soy de los que piensa que muchas veces estando cerca estamos muy lejos. Lo mismo estando en Sevilla o en Oporto no tenías ese contacto o esa cercanía, porque al estar tan cerca es como que nos tenemos. Pero ahora, a tantas horas de distancia, nos llamamos y hablamos más que nunca. Creo que va a ser una buena oportunidad para todos a nivel familiar crear ese vínculo de unión.

-Y de que hagan turismo por tierras mejicanas...

-Yo trataré de ser un buen anfitrión en Monterrey. Intentaré engañar a mi madre para que venga, ya que son once horas y media de vuelo. Pero tienen muchas ganas de ir porque la gente les habla muy bien de la ciudad y del equipo. Saben que voy a estar muy bien cuidado.

-Y con muchos aficionados en Navalmoral, y seguro que también en Sevilla, pendiente de lo que hagas...

-Ojalá todos me apoyéis. Estoy muy orgulloso de llevar el nombre de nuestra tierra, de Navalmoral y de Extremadura. Creo que es importante que, ya sea uno, dos, tres o cien mejicanos, sepan poner en el mapa a Extremadura y a Navalmoral; que llevaré siempre mi bandera por donde sea y que intentaré que, esté donde esté, se sientan orgullosos los moralos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios