El Defensor del Pueblo insta al Ayuntamiento a que responda «en tiempo y forma» a las peticiones que le hacen

Jardinero municipal tratando las palmeras /MAM
Jardinero municipal tratando las palmeras / MAM

El sindicato USO presentó una queja por la «continua denegación» de permisos y vacaciones sin justificar

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Nuevas críticas al gobierno municipal, que está teniendo un duro inicio de legislatura. Ahora le llegan de un sindicato, USO, que ha dado a conocer un escrito del Defensor del Pueblo que asegura «da un tirón de orejas» al Ayuntamiento de Navalmoral por su forma de proceder ante las vacaciones y permisos por asuntos particulares que solicitan los trabajadores.

La Unión Sindical Obrera explica en un comunicado que su delegado, tras observar una «continua denegación injustificada» de permisos y vacaciones, decidió presentar una queja al Defensor del Pueblo «ante la evidencia de que se podrían estar vulnerando los derechos de los trabajadores».

El sindicato añade que el Defensor del Pueblo solicitó información al Consistorio que justificara ese modo de actuar, observando que el Ayuntamiento «no justifica la ausencia de respuesta expresa a las solicitudes», cuando el trabajador afectado había pedido que le justificaran las necesidades de servicio alegadas para la desestimación de los días solicitados.

«Este modo de proceder conlleva a que esta administración repare en que no queda a su arbitrio la expresa respuesta o no a las solicitudes formuladas por los ciudadanos. Lo que exige la norma es que la administración destinaria responda de manera motivada en tiempo y forma», se dice.

No justifica las necesidades

Pero es que además, según la USO, el Defensor del Pueblo ha constatado que el Ayuntamiento moralo «tampoco justifica» las necesidades del servicio que argumenta para denegar sistemáticamente los asuntos particulares y las vacaciones, «lo que denota que está tomando resoluciones puramente voluntaristas por carecer de las motivaciones pertinentes».

Por todo ello, el Defensor del Pueblo ha realizado un requerimiento para que en lo sucesivo desista de resolver de esta «forma viciada» las solicitudes de permisos y vacaciones, «ya que de lo contrario estaría incurriendo en una ilegalidad manifiesta», además de hacer un recordatorio de sus «deberes legales para que respete en el futuro los principios de seguridad jurídica y transparencia de trabajadores y administrados».

A la vista del contenido de ese escrito, USO espera que el Ayuntamiento de Navalmoral no vuelva a incurrir en este tipo de «prácticas arbitrarias y nada transparentes», así como que la alcaldesa tome nota y transmita a los responsables de los distintos servicios las recomendaciones del Defensor del Pueblo para que las resoluciones administrativas por permisos y vacaciones de los trabajadores sean «debidamente respetadas».