hoy

Se crea una mesa de diálogo entre el sector productor y Cetarsa sobre el problema de los precios del tabaco

Asaja, UPA-UCE y Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura suspenden los actos de protesta anteriores al 2 de diciembre, fecha en la que tendrá lugar la primera reunión

REDACCIÓN

Las organizaciones agrarias Asaja y UPA-UCE, junto a Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, mostraron el lunes su «satisfacción» tras la reunión mantenida econ el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, para abordar la situación que atraviesa el sector productor de tabaco ante los bajos precios que perciben por parte de Cetarsa, cuyo presidente, Juan Andrés Tovar, también estuvo presente en el encuentro.

Las organizaciones agrarias y las cooperativas extremeñas destacaron que se ha acordado la creación de una mesa de diálogo entre el sector productor y Cetarsa para plantear una solución a corto plazo sobre el problema de precios, ya que no cubren actualmente el coste de producción, que se ha disparado en los últimos meses.

«Necesitamos que se recoja en el precio que se paga al agricultor la subida de los costes de producción, que están asumiendo solo los propios productores», señalaron.

Asimismo, avanzaron que se trabajará a medio y largo plazo para lograr que el sector cuente con unos contratos plurianuales que permitan dar mayor certidumbre a los agricultores, especialmente ante la nueva PAC que entrará en vigor en 2023.

«Queremos que esta mesa de diálogo se mantenga, además, a medio plazo para plantear otras medidas que darían estabilidad al sector, que es lo que pretendíamos con esta reunión», valoraban las organizaciones agrarias y cooperativas extremeñas

En esta línea, emplazaron a Cetarsa a proponer a las multinacionales tabaqueras la adopción de contratos plurianuales, incidiendo en que la multinacional BAT, con una cuota de mercado del 8% en España, no compra tabaco español.

Corte de carreteras

Asimismo, han destacado la «unidad del sector productor», de la administración extremeña y de Cetarsa para buscar una fórmula que permita a los productores de tabaco de la región tener esa estabilidad, por lo que han suspendido las movilizaciones previstas para los próximos días.

La primera reunión de esa mesa de diálogo se ha fijado para el día 2 de diciembre, y en la que se evaluará la postura de Cetarsa en las dos próximas semanas ante el incremento de precios que se paga al productor y que vienen solicitando, dejando abierta la posibilidad de convocar nuevos actos de protesta.

De este modo, aunque se suspenden todos los actos anteriores al 2 de diciembre, se mantiene la convocatoria de cortes de carretera previstos para los días 9 y 10, en los que los tabaqueros saldrán a la calle en caso de que no se plantee una solución por parte de las empresas transformadoras.