Marina Rodríguez Nava, autora del trabajo / MAF

El comercio por correo arrancó en Bohonal de Ibor en el siglo XIX

Una revista recoge cien años de las escuelas del municipio y anécdotas como la del maestro que distribuía a todo el país un libro que escribió en 1864

MARÍA ÁNGELES FERNÁNDEZ

«Se vende por a 2 rs. [reales] y 20 por docenas en casa del autor, provincia de Cáceres, pueblo de Bohonal de Ibor, a donde se harán los pedidos acompañando sellos de 4 cuartos y se le remitirá al correo seguido».

Este anuncio, publicado en el número 10 del Anuario de Primera Enseñanza de 1864, informaba sobre cómo conseguir el libro Principios de Geografía General de España escrito en verso por el entonces maestro de Bohonal de Ibor Joaquín Hernández y Montilla. El ejemplar, de 30 páginas, se distribuía por correo desde la calle de la Iglesia número 30 a cualquier punto del país, sellos de correos mediante. Corría la segunda mitad del siglo XIX y el comercio por correo, lejos de lo masivo de hoy, daba sus primeros pasos.

Durante su estancia en Bohonal, donde daba clases desde más o menos 1860, Hernández y Montilla, además del citado libro del que se conservan dos ejemplares en la sede de Alcalá de Henares de la Biblioteca Nacional y en la Biblioteca de la Residencia de Estudiantes de Madrid, escribió varios artículos para revistas y periódicos estatales.

Esta anécdota está recogida en la revista monográfica '100 años de historia en las escuelas de Bohonal de Ibor: 1864-1964', realizada por la bohonala Marina Rodríguez Nava, que también fue maestra en el pueblo once años. La revista, de 60 páginas, destaca por la recopilación de 13 fotografías de las alumnas y alumnos locales desde el curso 1927-1928 hasta el 1956-1957, gran parte identificados con nombre, apellidos y lazos familiares.

Emoción

El proyecto surge tras la emoción que sintió Marina al encontrar algunas fotografías antiguas para los actos del 50 aniversario de las escuelas nuevas del pueblo, celebrado en 2015. Así que, tras recopilar los últimos 50 años para aquella conmemoración, decidió indagar en los primeros 100.

«He hecho mucho trabajo de campo y también tengo mucha documentación», narra la maestra jubilada, que cita, por ejemplo, el acta de creación de cuatro escuelas en 1932. «Hay 20 solicitudes para crear tres escuelas de niñas y tres de niños y se dio el visto bueno, pero nunca se hicieron», cuenta.

Cuatro escuelas con 245 alumnos y alumnas hubo en el curso 35-36, luego llegaron la guerra, la postguerra y la emigración. Hoy cuenta con una quincena de alumnos. De acuerdo con la información recabada por Marina Rodríguez, las primeras noticias sobre la escuela en Bohonal de Ibor datan de 1850: el Diccionario geográfico-estadístico-histórico, de Pascual Madoz, recoge que en ese año 45 niños recibían formación.

Además de numerosos datos del profesorado, de los diferentes edificios que han acogido las escuelas, anécdotas como la del libro de Hernández y Montilla -primer maestro conocido del pueblo- el nombre de la primera bohonala que estudió una carrera universitaria, Lilia Cancha Jover, o que durante once años hubo comedor escolar, el ejemplar recoge la cronología sobre la educación en el municipio y, sobre todo, 13 fotografías que son un tesoro para Marina Rodríguez.