Cerca de 1.500 personas piden en Almaraz la continuidad de la central nuclear

Cerca de 1.500 personas piden en Almaraz la continuidad de la central nuclear

«Todo lo que no sea una prórroga de diez años es un fracaso», insistieron la alcaldesa y el presidente del comité de empresa

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Almaraz suma y sigue. Si a finales de enero la movilización a favor de la central nuclear se hizo en las calles de Navalmoral, el lunes fue mucho más cerca de la planta, frente a los accesos, en las calles de Almaraz y en la plaza de la población, convocado por la Plataforma Ciudadana Vida y el comité de empresa para que las propietarias pidan, al menos, diez años más de actividad.

En esta segunda manifestación se dieron cita alrededor de 1.500 personas, que recorrieron en medio de un intenso calor la antigua carretera Nacional V hasta la entrada de Almaraz, con una nutrida representación de los partidos que defienden la actividad de la planta, de los ayuntamientos del entorno y de los pueblos afectados por centrales nucleares en España. Todos tras una pancarta que decía 'En defensa de Extremadura y por la continuidad de Almaraz' y con un único lema: 'Almaraz, diez años más'.

Ya en la plaza, una de las integrantes de la plataforma leyó un manifiesto desde el balcón del Ayuntamiento para incidir en la importancia que la central tiene para la economía de la zona y de toda Extremadura o en la seguridad de la instalación tras las importantes inversiones que se han hecho.

«No nos engañemos, es el pan de nuestros vecinos lo que está en juego. Lo que se está discutiendo en despachos de Madrid es el futuro de miles de extremeños que no quieren, una vez más, tener que abandonar su tierra, donde han nacido o donde los han acogido, estableciendo aquí su vida y formando a sus familias», señaló.

Asimismo apuntó que las anunciadas alternativas «no se han visto materializadas en ninguno de sus aspectos», apelando a la responsabilidad social de las fuerzas políticas, las instituciones y las empresas, «porque Almaraz no es solo una inversión anónima o una empresa más, es el sustento principal de una región que supera el 23% de paro, 9 puntos por encima de la media nacional, que ya es insostenible».

Menos de 10 años, un fracaso

En una rueda de prensa posterior, tanto la alcaldesa de Almaraz, Sabina Hernández, como el presidente del comité de empresa, César Vizcaíno, señalaron que todo lo que sean menos de diez años de prórroga es «un fracaso».

Por su parte Alfons García, alcalde de Vandellós, ve imposible que se cumplan las fechas que se han manejado para el cierre de las centrales en España cuando no hay ni Plan General de Residuos ni Almacén Temporal Centralizado, además de dudar de la capacidad para sustituir 1.000 megawatios al año.

Por eso la pelea va a continuar, y en todas las plantas españolas.