Prueba de salto de obstáculos / SOLE RUBIO

El Centro de Formación del Medio Rural despide el Campeonato Nacional Militar de Equitación

«Con lo bien que se están portando aquí con nosotros, tenemos que repetir sí o sí», decía el jefe del equipo nacional militar

Miguel Ángel Marcos
MIGUEL ÁNGEL MARCOS

Una casualidad, transformada en realidad, ha convertido durante tres días al Centro de Formación del Medio Rural en sede del XXXI Campeonato Nacional Militar de Equitación, con unos 45 jinetes y amazonas de distintos puntos de España y Portugal, como país invitado, en un raid y en pruebas de doma, salto de obstáculos y campo a través.

«Con lo bien que se están portando aquí con nosotros, tenemos que repetir sí o sí», decía a los informadores el coronel Rafael Tinahones, jefe del equipo nacional militar de equitación, poco antes de la clausura, a la que asistieron distintas autoridades políticas y militares.

«Este tipo de competiciones las realizamos habitualmente en instalaciones militares y es el primer año que se ha sacado fuera. Hicimos una primera parte en Ceuta, con dos disciplinas, y nos quedaba esta segunda parte, para la que estábamos buscando ubicación en un centro de cría caballar o en un centro deportivo militar. Pero dio la casualidad que la jefatura de cría caballar estaba cerrando un convenio con la Junta de Extremadura en este centro, por un tema de formación, y nos avisaron que tenían unas instalaciones magníficas, que yo no conocía. Vinimos a verlo con el director, Javier Monforte, y nos convencieron».

El coronel Tinahones recordaba también que hace unos 15 años el centro acogió un Campeonato de España absoluto, pero que de aquellas instalaciones ya no quedaba nada. Ahora se ha preparado todo para la ocasión.

«Hemos disfrutado mucho gracias al trabajo de todo el personal, en especial docentes, monitores y alumnos para tenerlo todo a punto», añadía.