Llerena en las instalaciones de Ctaex, en Badajoz. / / A. S.

El tabaco en positivo

«La caída de la producción del tabaco traería la ruina»

José Luis Llerena, director de CTAEX, considera que no hay alternativas viables al tabaco en la zona, pero se trabaja para conseguir complementarias

ELOY GARCÍA

La Compañía Española de Tabaco en Rama, Cetarsa, y la Asociación Empresarial de Investigación Centro Tecnológico Nacional Agroalimentario Extremadura (Ctaex) han firmado recientemente un convenio de colaboración para fomentar la investigación y el desarrollo tecnológico en el sector del tabaco en rama, en otros usos del tabaco y en productos agrícolas complementarios.

–¿Qué duración y dotación económica y de medios tiene el convenio?

–El convenio tiene una duración de cuatro años, pero si no se rescinde por ninguna parte, la intención es que sea indeterminada. Hemos firmado un acuerdo marco, por lo que para cada uno de los temas que vayan surgiendo se firmará un convenio específico para trabajar en una temática concreta y en los que se podría fijar el presupuesto de cada trabajo, con el fin de determinar los recursos adecuados para la realización de los trabajos eficientemente.

–¿Cuáles son los objetivos del convenio?

–El objetivo es realizar acciones de investigación, desarrollo e innovación en el tabaco en rama y otros productos agrícolas complementarios, además de prestar asesoramiento tecnológico. Otro de los pilares importantes del convenio es la transferencia de resultados de investigación, ya que es de vital importancia que se realicen trabajos con aplicación inmediata en la zona de influencia del tabaco.

–¿Qué otros usos del tabaco serán objeto de investigación?

–Debido a las características botánicas del tabaco, este ha sido objeto de numerosas investigaciones. Las características de sus células, su alto rendimiento en biomasa y la facilidad para transferirle nuevos genes, hacen que sea muy rentable utilizar esta planta como biofactoría de compuestos de alto valor añadido, como medicamentos o productos para cosmética. En el Centro Tecnológico Nacional Agroalimentario –Ctaex–, estamos trabajando en un proyecto europeo coordinado por el doctor Diego Orzáez, del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas, en el proyecto Newcotiana, donde se están consiguiendo resultados muy esperanzadores en este sentido.

–También se habla de productos agrícolas complementarios, ¿cuáles son?

–El Centro, desde 2005, trabaja, en coordinación con las cooperativas, en la búsqueda de cultivos que sean rentables, pero con la premisa de que lleven aparejados la transformación industrial para que siga quedando valor añadido en la zona. Si hablamos de cultivos concretos tenemos mucha esperanza en las plantas aromáticas y medicinales, el cáñamo, la horticultura de primor o la estevia ecológica.

–Si son complementarios es porque se apuesta por la diversificación... ¿Considera que hay visos de continuidad en la producción tabaquera nacional?

–La diversificación es buena en cualquier actividad económica, pero el tabaco debe seguir estando presente en la zona. Es más, como ha puesto de manifiesto la UEx en el informe que le ha encargado la Junta de Extremadura, la caída de la producción y transformación del tabaco traería la ruina a la zona. Creo que hay que seguir apostando por el tabaco de Cáceres. Sin miedo a equivocarme, producimos el mejor tabaco de Europa con unos requerimientos de sostenibilidad agrícola muy importantes.

–¿Cómo podría repercutir los resultados de estos estudios en el sector tabaquero?

–En la mejora de la rentabilidad de sus explotaciones. La actividad más rentable para evitar el despoblamiento rural es la agricultura, además, si va ligada a la transformación industrial como en el caso del tabaco, es la mejor manera de hacer rentable la agricultura

–Hay muchas voces que niegan la existencia de una alternativa viable al cultivo del tabaco en esta zona.

–Por supuesto que no hay ninguna alternativa viable al tabaco en la actualidad. El entramado agrícola, industrial y las actividades complementarias, tenemos que seguir trabajando para consolidar la producción de tabaco con los valores sostenibles que hoy tenemos, pero no obstante seguiremos buscando cultivos que sean viables.